MILENIO DIGITAL | JOEL VALDEZ
8 de diciembre de 2015 / 02:24 p.m.

Ciudad de México.- Dos jóvenes sirios que intentaron ingresar al país fueron retenidos por el personal de migración en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Karam Darwish
intentó entrar al país para estudiar un posgrado en la Universidad de Veracruz, mientras que Bassam Hanna, de 23 años, argumentó que venía a México por una oferta de trabajo.

El Instituto Nacional de Migración informó que la Universidad de Veracruz le confirmó la invitación que extendió a Karam Darwish para estudiar un posgrado, por lo que se le permitió ingresar a territorio mexicano.

En una tarjeta informativa, el instituto informó que la autoridad migratoria determinó negar la entrada de Bassam Hanna, ya que "en las entrevistas el extranjero proporcionó información insuficiente y con inconsistencias, al presentar una oferta de empleo de una empresa inexistente, toda vez que se cerró al declararse en quiebra".

Argumentó que el artículo 43 de la Ley de Migración, en su Fracción II y III, especifica la posibilidad de negar la internación a quienes no cumplan los requisitos de ley para ingresar al país de manera regular o se dude de la autenticidad de los documentos o elementos aportados.

El instituto resolvió realizar una revisión exhaustiva en tanto no se compruebe que Bassam Hanna tiene las condiciones para vivir en el país.

Eyad, hermano de Bassam Hanna, lleva 11 meses trabajando en México espera desde ayer a las 17:00 horas a su familiar e intenta conseguir información sobre él. Además, el representante legal de Barrio Costero se presentó en las instalaciones del aeropuerto y aseguró que su empresa está en pie y confirmó que se le hizo la invitación laboral a Bassam.

El INM precisó que está en proceso de verificación el vínculo familiar de Eyad con Bassam Hanna y mientras no se "acredite fehacientemente no procederá el ingreso".

Aseguró que avisó a la Comisión Nacional de Derechos Humanos sobre ambos casos para que pueda verificar que el extranjero ha recibido un trato digno y que no se encuentra incomunicado.