MILENIO DIGITAL | MIRIAM CASTILLO
10 de septiembre de 2015 / 09:42 a.m.

México.- A pesar de la sobrepoblación que existe en el sistema penitenciario, el gobierno de la República propuso una reducción de mil millones de pesos para la administración de las cárceles federales y los proyectos relacionados con ellas.

Incluso, se ahorrará la comida que paga a las prisiones estatales que tienen reos federales en custodia.

Lo anterior forma parte del presupuesto del sistema penitenciario, que en 2015 contaba con 19 mil 374 millones de pesos, mientras que para 2016 lo destinado para este rubro se calcula en 18 mil 308 millones de pesos.

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación 2016, el gobierno destinará menos recursos a la infraestructura de los penales y sistema penitenciario.

Para los proyectos de infraestructura en 2016 se destinarán 336 millones de pesos, apenas 16 por ciento del total que se invirtió para los mismos propósitos en 2015.

Se dejarán de invertir recursos para mejorar o mantener las condiciones en los penales federales. Esto a pesar de que en reiteradas ocasiones se ha advertido de la necesidad de destinar más recursos para la construcción de penales o centros de rehabilitación para contener a la población detenida por algún tipo de delito.

En el presupuesto 2015 para los proyectos de infraestructura gubernamental de seguridad pública se destinaron 2 mil 83 millones de pesos, mientras que para el mismo rubro en el proyecto 2016 se prevé que se tenga un gasto de apenas 336 millones de pesos.

El recorte se refleja en lo presupuestado para este rubro en el proyecto de gasto del gobierno federal que se presentó el martes pasado en la Cámara de Diputados.

Tan solo para la administración del sistema penal, el recorte es de mil millones de pesos y se encuentra en 16 mil 991 millones de pesos.

De acuerdo con el proyecto, se recortó una partida que se usaba de manera específica para el pago de la cuota alimenticia por internos del fuero federal en custodia de gobiernos estatales.

Debido a que en ocasiones el gobierno federal mantiene recluidos a reos federales en prisiones del ámbito local, se extiende una ayuda para la manutención de dichos reclusos.

Sin embargo, para este año no se tiene considerada en el gasto para ejercer el próximo año.

En 2015 este gasto ascendió a 300 millones de pesos. Hasta ahora, no se sabe cuál será la dinámica para la alimentación de los reos que se encuentran en cárceles estatales bajo proceso del ámbito federal.

Los penales que dependen de los estados en México se encuentran por encima de su capacidad; de acuerdo con cifras del Inegi, 20 de los 32 estados tienen sobrepoblación en sus reclusorios.

Según cifras oficiales, los penales albergan al doble o hasta el triple de personas más de su capacidad, lo que deriva en hacinamiento y en violaciones a los derechos humanos de los reclusos.

El estado que mayores problemas de hacinamiento tiene es Colima, pues a pesar de que en las instalaciones penitenciarias estatales tiene capacidad para albergar a 876 reclusos, cuenta con 3 mil 613.