MILENIO DIGITAL
23 de febrero de 2017 / 04:09 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Los secretarios estadunidenses Rex Tillerson y John Kelly salieron ya de la residencia oficial de Los Pinos, donde por poco menos de una hora sostuvieron un encuentro de carácter privado con el presidente Enrique Peña Nieto.

Los integrantes del gabinete de Donald Trump no hicieron declaraciones ni detuvieron la marcha de los vehículos que los transportaban mientras abandonaban Los Pinos al finalizar este encuentro.

Horas antes, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; el canciller Luis Videgaray; el secretario de Seguridad Interior, John Kelly, y el secretario de Estado, Rex Tillerson dieron una conferencia conjunta, en la que Osorio Chong y Videgaray hicieron referencia a las diferencias entre México y EU en temas migratorios.

En particular, Osorio Chong pidió la colaboración entre México y EU para que las decisiones se tomen por consenso en la medida de lo posible.

Por su parte, John Kelly aseguró que no habrá deportaciones masivas a México y que el gobierno estadunidense actuará legalmente. Aclaró que la prioridad de la administración del presidente Donald Trump es deportar a los migrantes con antecedentes penales.

Lo anterior, pese a que Donald Trump dijo hoy mismo que las nuevas medidas migratorias se llevarán a cabo por medio de operaciones militares y a que el memorándum publicado por el secretario de Seguridad Interior el martes pasado establece que todo inmigrante mexicano será deportado a México.

Finalmente, el secretario de Estado de la Unión Americana destacó la necesidad de fortalecer el combate al narcotráfico, a la trata de personas y al tráfico de armas; concluyó al decir que México y EU tienen diferencias pero están unidos por "un lazo de amistad". Videgaray consideró que la reunión había sido "un paso en la dirección correcta" y Osorio Chong reiteró la disposición del gobierno mexicano por mantener un diálogo permanente.