MILENIO DIGITAL
22 de marzo de 2017 / 10:49 p.m.

MÉXICO.- En la 80 Convención Nacional Bancaria, el presidente Enrique Peña Nieto dijo que el populismo ofrece soluciones fáciles e ilusorias que terminan por cerrar los espacios de libertad y participación de los ciudadanos, pero que el riesgo de que las sociedades opten por esas salidas "va en aumento".

Al respecto, mencionó que la historia advierte contra las "doctrinas extremas que terminan lastimando las condiciones de vida de las poblaciones".

"No hay salidas fáciles ni soluciones mágicas", aclaró. En contra de las "posiciones dogmáticas" populistas, señaló que su gobierno ha puesto "en el centro al individuo y a sus libertades" y ha reconocido que el papel del Estado es solamente "ser el garante de esa libertad".

También señaló que los países con mayor desarrollo en el siglo XX eligieron al liberalismo porque vieron en él "los valores, las estructuras y las condiciones que dan sustento a la prosperidad".

Peña Nieto destacó que México dejó atrás aquel modelo "que cerraba espacios a los individuos" y, a cambio, decidió asumir las prácticas y el paradigma del liberalismo que facilitan el desarrollo de la personas.