19 de noviembre de 2014 / 04:28 p.m.

México, D.F.- El vocero de la Presidencia de la República, Eduardo Sánchez, rechazó que exista un conflicto de interés en el contrato de compraventa de la casa de Lomas de Chapultepec que celebró Angélica Rivera, con la empresa con Ingeniería Inmobiliaria del Centro S.A. de C.V. representada por Arturo Reyes Gómez, pues aseguran que no es funcionaria pública y, por lo tanto, no tiene facultad de celebrar contratos a nombre de la Presidencia.

"Se trata de un bien inmueble dentro del patrimonio de una persona que no es servidor público que es la señora Angélica Rivera de Peña, el primer fundamento para que yo pueda calificarlo como un tema de interés privado; segundo, el tema de conflicto de interés creo que vale la pena hacer varias precisiones.

"La señora Angélica Rivera no es funcionario público por lo tanto no tiene facultad para celebrar contratos a nombre del gobierno de la República. De hecho, el Presidente de la República tampoco firma contratos, las facultades para hacerlo la tienen los funcionarios que las leyes claramente señalan con ese propósito", afirmó.

Explicó que de acuerdo con la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos, éstos no podrán tener bienes inmuebles bajo un precio notoriamente inferior al del mercado.

"En este caso concreto, la compra se dio en condiciones de mercado".

"La señora Angélica Rivera, como presidenta del DIF, ocupa un cargo honorario, no percibe ingresos y como lo he dicho anteriormente no es un servidor público", dijo

Anoche, Angélica Rivera anunció que pondrá en venta el inmueble ubicado en Sierra Gorda 150 en Lomas de Chapultepec.

En un video difundido en su canal de YouTube, la primera dama dijo que tomó esa decisión porque no desea que la casa siga siendo un pretexto para ofender o difamar a su familia.

Eduardo Sánchez dijo que Angélica Rivera quiso ser ella misma quien hiciera la aclaración de un caso "estrictamente privado".

 FOTO: Especial

MILENIO DIGITAL