MILENIO DIGITAL
18 de mayo de 2017 / 09:42 a.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- La banda de Los Moyos o Los Negros, que se dedica al robo de transportistas y que lideran los hermanos Orlando, Fernando y Mauricio Xolalpa Sánchez, es la responsable del asesinato de un niño de dos años y de haber violado a una madre de familia y a su sobrina de 14 en la autopista México-Puebla, el pasado 2 de mayo, revelaron funcionarios.

El comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, confirmó que elementos de la Policía Federal lograron la detención de Orlando Xolalpa, El Chivo, a quien identificó como el dirigente del grupo criminal, que radica en la comunidad poblana de San Martín Texmelucan, pero que no es originario de ese lugar.

Los funcionarios federales consultados por MILENIO narraron que El Chivo, en sus primeras declaraciones, dijo que “todo se les salió de control”.

El sospechoso aseguró que él, sus hermanos y tres cómplices más viajaban en dos vehículos sobre la carretera México-Puebla.

A la altura del barrio de Santa María Moyotzingo, perteneciente a San Martín Texmelucan, observaron la camioneta Ford Ranger, en que viajaba la familia; las víctimas se detuvieron para ir al baño. En ese momento los interceptaron.

El detenido aseveró que él amagó con su pistola al conductor e intentó abrir la puerta del vehículo, pero el padre de familia se lo impidió, por lo que forcejearon.

Del lado del copiloto, Fernando luchó con la madre de familia, quien traía en sus brazos al niño; la mujer se negó abrir su puerta. A Fernando “se le salió el tiro” que mató a Elías “N”.

Se llevaron a la familia por las brechas y abusaron sexualmente de la madre y la sobrina. Tras el crimen, los delincuentes se escondieron algunos días en San Martín Texmelucan.

El comisionado Renato Sales dijo en un mensaje a medios que los agresores radicaban en ese municipio y que una denuncia anónima al número 088 alertó sobre la operación de un grupo delincuencial que amedrentaba a los vecinos del Barrio de Santa María Moyotzingo.

“El señalamiento del vecino describía que el grupo delictivo estaba encabezado por tres hermanos, quienes comúnmente portaban armas de fuego, y señalaban su probable relación con el ataque ocurrido en la carretera México-Puebla. Por varios días la Policía Federal estableció un cordón de vigilancia en las inmediaciones de la zona donde comúnmente se desplazaban los integrantes de este grupo delictivo, hasta que uno de ellos fue identificado” el pasado martes, explicó.

Al sospechoso se le aseguró un arma de fuego tipo escuadra, calibre 45, además de droga sintética.

Orlando Xolalpa fue presentado ante el Agente del Ministerio Público de la Federación en Puebla por el delito de portación de arma de fuego.