22 de octubre de 2014 / 11:30 p.m.

Chilpancingo.- Los saqueos que originalmente comenzaron en el ayuntamiento de Iguala se extendieron a la Plaza Comercial Galerías Tamarindos, donde un grupo de personas saqueó aparatos electrónicos, calzado, teléfonos celulares y todo lo que estaba a la venta en aparadores.

Fue hasta las 17 horas cuando intervino personal de la Policía Federal y detuvo por lo menos cuatro personas involucradas en estos hechos delictivos.

Los dueños de los negocios aclararon que en estos hechos no intervinieron maestros disidentes ni estudiantes, sino grupos de personas que se animaron a participar en la rapiña alentados por la impunidad que prevaleció durante más de cuatro horas en el Palacio Municipal.

En el despliegue que realizaron los policías federales ubicaron un negocio en donde se venden micheladas, lugar que los ladrones ocasionales utilizaron para esconder parte de lo robado.

En ese establecimiento los elementos de seguridad detuvieron a cuatro personas que no justificaron la posesión de artículos nuevos y fueron llevados ante propietarios y trabajadores de los comercios destrozados para su identificación.

El despliegue policiaco se registró cinco horas después de iniciados los disturbios en la cabecera municipal de Iguala.

FOTO: Reuters/ Milenio

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN