NOTIMEX
19 de agosto de 2016 / 08:51 a.m.

OAXACA.- Integrantes de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, adheridos a la CNTE en Oaxaca, aún discuten en sus plenarias regionales y estatales no iniciar el ciclo escolar 2016-2017, que arranca el próximo lunes, por lo que 1.3 millones de niños se podrían quedar sin clases.

Hasta el momento, en sus asamblea previas, los profesores advirtieron que en las 13 mil escuelas que están bajo su mando no habrá clases si no se abroga la reforma educativa y se da respuesta a sus demandas; se prevé que antes del fin de semana haya una resolución definitiva.

En los puntos de discusión donde ya hay acuerdos previos, los dirigentes de la coordinadora determinaron que “cazarán” a los profesores que busquen dar clases el lunes.

“Los funcionarios del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (Ieepo) que pretendan levantar actas por faltas o descuentos serán perseguidos y la papelería se quemará”, advierte la CNTE en un punto de los acuerdos previos.

Para evitar un conflicto con los padres de familia, los maestros pretenden que éstos se sumen a su lucha para que el ciclo escolar no comience, convocándolos a dialogar y a participar en las movilizaciones.

En Nochixtlán, los maestros reiteran que reforzaran los bloqueos “hasta que se haga justicia y se indemnice a los familiares de las víctimas”, al tiempo que convocan a una marcha de la Zona de Viguera a la Plaza de la Danza, en la sede del Ayuntamiento de la capital de Oaxaca, para conmemorar dos meses de los hechos violentos en ese municipio.

Ayer, los docentes continuaron los bloqueos de plazas comerciales y de dependencias públicas estatales, aunque no con la intensidad de días anteriores.