MILENIO DIGITAL
10 de mayo de 2017 / 10:10 a.m.

MORELIA.- Elementos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) rescataron ayer a dos hermanos, menores de edad, que eran mantenidos secuestrados en el interior de una cueva en el municipio de Buenavista.

En un comunicado, la Procuraduría michoacana dio a conocer que en el operativo fueron detenidos tres de los presuntos plagiarios.

Sobre los hechos, se informó que agentes de la Unidad Especializada de Combate al Secuestro (UECS) rescataron a los agraviados, quienes de acuerdo con datos de prueba que integran la Carpeta de Investigación, fueron secuestrados el pasado 2 de mayo cuando se encontraban en un establecimiento comercial ubicado en el municipio de Los Reyes.

Durante el desarrollo de las indagatorias, se estableció que el día de los hechos, los ahora detenidos –dos hombres y una mujer- arribaron al lugar donde los amagaron con armas de fuego y los obligaron a subir a un vehículo.

En esa unidad los trasladaron hasta una cueva que se localiza en la zona serrana del municipio de Buenavista, en los límites con el estado de Jalisco, sitio donde los mantuvieron atados.

Asimismo, se determinó que los imputados se comunicaron con sus familiares vía telefónica para exigirles la entrega de una importante suma de dinero a cambio de respetar la integridad de los agraviados.

El día 5 de mayo, los familiares de los afectados denunciaron los hechos ante la Unidad Especializada de Combate al Secuestro, por lo que se iniciaron las investigaciones respectivas que dieron como resultado la liberación de los afectados de 16 y 17 años de edad.

Ambos se encontraban inmovilizados en una cueva enclavada en la serranía, al cual tuvieron acceso los agentes luego de varias horas de camino y el apoyo de helicópteros.

En el lugar capturaron a dos hombres y una mujer, quienes fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público, a efecto de que sea resuelta su situación jurídica.

Las víctimas fueron trasladadas vía aérea a la ciudad de Morelia, a efecto de ser valoradas medicamente, toda vez que presentaban signos de deshidratación, así como para continuar con las diligencias y reencontrarse con su familia.