MILENIO DIGITAL
11 de enero de 2017 / 09:19 a.m.

MÉXICO.- El Gobierno federal no espera que la deportación forzada de paisanos de Estados Unidos a México se incremente en el corto plazo, dijo el subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación, Humberto Roque Villanueva.

“Tenemos suficiente capacidad instalada institucionalmente hablando (para atender deportaciones) y desde luego de acuerdo a la sociedad civil de la frontera como para tener un número que pueda oscilar entre una cantidad y otra, pero la verdad es que no creemos que en el corto plazo esa deportación forzada pueda subir mucho más allá de lo que actualmente representa”, dijo el funcionario federal.

Roque Villanueva señaló que sería una tragedia que el próximo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decidiera repatriar a mexicanos y “dejarlos literalmente en el desierto” de no respetarse un acuerdo firmado entre ambos países, el cual estipula que se utilizaran 11 puntos fronterizos en los que se realicen las deportaciones –además del aeropuerto de la Ciudad de México-.

Además aseguró que México tiene suficiente capacidad institucional para recibir entre 200 y 600 mil migrantes al año que puedan ser repatriados de Estados Unidos.

“Eso esperamos ciertamente (que mantenga el acuerdo) porque si no fuera así se volvería caótica la deportación de mexicanos, si se utilizaba como se utilizó en el pasado, toda la línea fronteriza para dejarlos literalmente a veces en el desierto, pues sería una tragedia. Esperamos que se cumpla el compromiso porque conviene a ambas naciones.”, dijo el subsecretario de Gobernación.