NOTIMEX | MULTIMEDIOS DIGITAL
15 de marzo de 2016 / 05:54 p.m.

Ciudad de México.- El pleno del Senado de la República aprobó y regresó a la Cámara de Diputados con modificaciones, la minuta que expide la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, con la que se regulará y controlará el endeudamiento de estados y municipios a partir de la promulgación.

El documento reforma, adiciona y deroga las leyes de Coordinación Fiscal, General de Deuda Pública y General de Contabilidad Gubernamental.

Con este nuevo ordenamiento, sólo podrán comprometer recursos con cargo al presupuesto autorizado, contando previamente con la suficiencia presupuestaria, mediante la reserva de recursos en los programas presupuestarios específicos e identificando la fuente de ingresos.

En la sesión ordinaria de este martes y con 85 votos a favor, 15 en contra y una abstención, se aprobó el paquete de reformas que plantea elevar de 10 a 15 por ciento el techo de financiamiento neto de los ingresos de libre disposición a las entidades que estén en condiciones de sanidad, para que esto sirva como un incentivo.

Asimismo se modificó un párrafo segundo al transitorio decimocuarto, a fin de condicionar el otorgamiento de la deuda estatal garantizada a que los estados y municipios estén al corriente en sus obligaciones.

La reforma busca que las entidades y municipios administren sus recursos con base en los principios de legalidad, honestidad, eficacia, eficiencia, economía, racionalidad, austeridad, transparencia, control y rendición de cuentas.

Se establecen, además, tres niveles de endeudamiento que serán: sostenible, en observación y elevado.

Los estados y municipios que se encuentren en este último nivel, tendrán un techo de financiamiento neto igual a cero y se integrará una comisión de senadores y diputados, que analizará la estrategia de ajuste para fortalecer sus finanzas públicas.

En tribuna, la senadora del PRD, Dolores Padierna Luna, expuso que esta reforma “le pone límite al crecimiento del gasto en servicios personales, lo cual es definitivamente correcto”.

Asimismo se establece que los secretarios de finanzas de los estados y municipios, tendrán obligación de contratar deuda con las instituciones financieras que ofrezcan mejores condiciones en el mercado, incluso mediante licitaciones.

También se crea un Registro Público de Deuda que obligará a las entidades y los municipios a publicar la totalidad de sus empréstitos y obligaciones de pago, con detalle de plazos y amortizaciones.