30 de junio de 2014 / 11:17 p.m.

México.- La sentencia "anti juanitas" emitida por el Tribunal Electoral federal, es un gran avance para la equidad de género, pero es insuficiente, afirmó el titular del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), Ricardo Bucio Mújica.

Se requiere un cambio cultural, político y legal para remover todo obstáculo que impida ejercer los derechos y las libertades establecidas en la Constitución, en razón de las condiciones de identidad, origen, color de piel, forma de pensar, género y otros aspectos, expuso.

Durante la emisión del programa "Justicia Electoral", que conduce la periodista Guadalupe Juárez, Bucio Mújica reconoció los avances que representó la sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) en equidad de género.

De esta forma, se garantiza que las mujeres ejerzan sus derechos político-electorales de votar, ser votadas y ocupar cargos de elección popular, así como de toma de decisiones, indicó el Conapred en un comunicado.

Recordó que dicha sentencia permitió un incremento de la presencia de las mujeres en ambas cámaras del Congreso de la Unión y se tomó como antecedente para que la reciente reforma en materia electoral haya constitucionalizado la igualdad.

La discriminación, enfatizó, afecta la dignidad de las personas e impide el ejercicio pleno de sus derechos, por ello es importante identificar los rasgos y las manifestaciones que presenta para prevenirla y erradicarla.

"Cuando nos desestiman, nos excluyen, nos tratan como inferiores, nos agreden en nuestra dignidad, están de alguna manera asumiendo que valemos menos que otras personas, o que sabemos menos, por eso se negaba el voto a las mujeres", expuso.

Bucio Mújica lamentó que a pesar de que hay 27 leyes estatales y 20 constituciones que tipifican la discriminación como delito, aún existen códigos civiles, penales y de procedimientos administrativos e incluso artículos de la propia Constitución que resultan discriminatorios.

El titular del Conapred indicó que dichas leyes no se hicieron pensando en la protección efectiva de los derechos humanos.

La discriminación, alertó, puede impedir que una persona tenga acceso a la justicia, a la educación, a la salud, a la seguridad pública, a un trabajo bien remunerado, a expresarse libremente y a ejercer sus derechos político-electorales.

FOTO: Especial

NOTIMEX