AP
23 de septiembre de 2015 / 08:36 a.m.

Brownsville.- Un padre y su hijo, ambos de nacionalidad mexicana, fueron sentenciados a prisión en Estados Unidos, por manejar un cultivo con unas 9 mil plantas de mariguana en el sur de Texas.

Miguel Echevarría Zúñiga y su hijo, Miguel Echevarría Guízar, se declararon culpables en abril de manufacturar mariguana. El padre, de 51 años, fue sentenciado el martes a una condena de tres años y medio en una prisión federal. Su hijo, de 22 años, recibió una condena de tres años de cárcel.

Los fiscales de Brownsville señalan que el caso involucra el descubrimiento en agosto de 2014 de un plantío de mariguana en la parte rural del condado Willacy.

Una vez que cumplan sus sentencias en prisión, padre e hijo podrían ser deportados a México.