7 de febrero de 2014 / 08:52 p.m.

México.- La subsecretaria de Educación Básica de la SEP, Alba Martínez Olivé, urgió a revertir el distanciamiento que con el tiempo se ha producido entre los centros educativos y las familias, a fin de ofrecer una formación integral a los alumnos.

"Se trata de un problema con raíces múltiples, muchas de ellas ajenas a la escuela, pero que afecta decisivamente el desarrollo de la tarea educativa", planteó la funcionaria en el marco de la inauguración del Primer Foro de Consulta para la Revisión del Modelo Educativo.

Expuso que familias y escuelas comparten la preocupación de dar una formación integral a sus hijos, lo que debe ser la base de un nuevo contrato social mutuo que promueva la comunicación franca, la colaboración, la convivencia respetuosa y el entendimiento mutuo.

Martínez Olivé subrayó que ese proceso debe darse “asumiendo la responsabilidad en la tarea educativa desde una perspectiva que privilegie el interés superior de los niños y de los jóvenes”.

En el encuentro llevado a cabo en la capital del país con el tema de la educación básica, la funcionaria de la Secretaría de Educación Pública (SEP) indicó que el sistema educativo no es ajeno a la exclusión social.

Señaló que si bien se ha avanzado en introducir prácticas incluyentes en los planteles educativos, se requieren nuevas formas y espacios de atención educativa en favor de las personas con discapacidad y con aptitudes sobresalientes en todos los niveles educativos.

Expuso que favorecer la inclusión implica actualizar el marco regulatorio, alentar nuevos modelos y prácticas escolares, y desarrollar estrategias metodológicas y materiales apropiados para la atención de los diversos tipos de discapacidad.

También capacitar y apoyar técnica y pedagógicamente a los docentes, directivos y supervisores para favorecer la inclusión educativa en la escuela regular, adecuar la infraestructura, otorgar apoyos especiales y particularmente promover una convivencia en la que se aprecie la diversidad como riqueza educativa y social.

La subsecretaria de la SEP reconoció “la existencia de múltiples barreras que limitan el acceso y la permanencia de la educación de los grupos vulnerables”.

Refirió que en esos grupos destacan los niños y las niñas de familias migrantes, las poblaciones indígenas y de afrodescendientes, así como quienes habitan en zonas de alta incidencia delictiva para quienes, remarcó, “debe haber una atención efectiva en el sistema educativo”.

Notimex.