NOTIMEX
9 de mayo de 2016 / 08:32 a.m.

México.- A partir de este año, cada 19 de noviembre será el Día Nacional contra el Abuso Sexual Infantil, con el objetivo de visibilizar, fortalecer y coordinar acciones para atender temas que enfrentan niñas, niños y adolescentes en México, informó la Secretaría de Gobernación (Segob).

La dependencia precisó que la conmemoración promovida por el Congreso de la Unión y emitida por el Ejecutivo federal a través del referido decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación, busca avanzar en la garantía a una vida libre de violencia a la que tiene derecho este grupo poblacional.

Con ello, abundó en un comunicado, el Gobierno de la República reconoce las dificultades que enfrentan niñas, niños y adolescentes al sufrir violencia en todas sus formas, en particular las relacionadas con castigos físicos y delitos sexuales.

Además, la actual Administración Federal trabaja de manera responsable y comprometida con todos los actores que intervienen en este tema para revertir esa situación en favor de los menores de edad.

La Segob resaltó el reconocimiento que hizo el Gobierno de la República a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), al aprobar una acción de inconstitucionalidad en la que abre el camino a penalizar la violencia física y verbal con fines correctivos en la educación de niñas, niños y adolescentes.

“Estas acciones promovidas por los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, representan pasos positivos en la labor de hacer vigente el principio del interés superior de la niñez y la adolescencia, expresado en el artículo cuarto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en la Convención de los Derechos del Niño, y en la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes”.

Indicó que esa ley establece como uno de sus principios rectores el acceso de todas las niñas, niños y adolescentes de México a una vida libre de violencia y a la integridad personal.

De igual forma, reconocer que todas las personas de 0 a 17 años de edad tienen derecho de prioridad, el cual les otorga atención jurídica e institucional preferente para la garantía plena de sus derechos humanos.

Otros objetivos que plantea son cambios estructurales en los ámbitos jurídico, institucional, presupuestal y cultural.

Ello, con el propósito de que las acciones coordinadas de los tres órdenes de gobierno, organizaciones de la sociedad civil, sector privado y académico, así como la población en general, propicien políticas y acciones de prevención ante la existencia de casos de violencia física, verbal y sexual.

Lo anterior, con la intervención del Estado para la restitución integral de derechos, en los casos donde se violen los derechos de niñas, niños y adolescentes.