20 de febrero de 2015 / 12:01 a.m.

 

Caracas.- Funcionarios del Servicio de Inteligencia de Venezuela (Sebin), detuvieron la tarde del jueves al opositor alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, denunciaron testigos del hecho.

Según el diputado opositor Richard Blanco, que comparte oficina con Ledezma, funcionarios del Sebin, encapuchados y portando armas largas, ingresaron a la fuerza al despacho en un edificio del este de Caracas y, sin presentar orden de allanamiento, se lo llevaron a golpes.

El concejal opositor Héctor Urgelles informó a The Associated Press que el dirigente opositor fue "sacado de sus oficinas" alrededor de las 17:00  horas, por unos 50 hombres encapuchados.

El Gobierno no se ha pronunciado sobre la aprehensión.

"Acabo de ver cómo sacaron a Ledezma de su oficina como si fuera un perro. Reventaron las puertas con una mandaría sin orden de allanamiento", comentó el parlamentario Ismael García.

Minutos antes, Ledezma escribió en su cuenta de Twitter @alcaldeledezma: "mi oficina pretende ser allanada en este momento por varios policías del régimen".

Antonio Ledezma es un acérrimo crítico de los gobiernos de Hugo Chávez y su sucesor Nicolás Maduro.

El arresto se produjo una semana después que Maduro denunció un supuesto plan de golpe de estado en que estarían implicados Ledezma, el diputado opositor Julio Borges, un empresario y 11 militares, algunos de ellos retirados.

Urgelles comentó que los supuestos agentes enmascarados provocaron destrozos en la oficina e insistió en que los hombres no se identificaron como miembros de un cuerpo policial ni mostraron una orden judicial. Tampoco estuvo presente un fiscal del Ministerio Público como contemplan las leyes venezolanas para estos casos.

Ledezma fue elegido alcalde de la capital venezolana en noviembre de 2008 y reelecto en el 2013. En abril 2009 la Asamblea Nacional, con mayoría oficialista, lo despojó de la mayoría de sus atribuciones, dependencias y presupuesto un mes después que el ahora fallecido presidente Chávez asumió, con el apoyo de militares, los principales puertos y aeropuertos del país, la mayoría de los cuales estaban en manos de gobernadores opositores.

FOTO: REUTERS

CON NFORMACIÓN DE AP Y REUTERS