12 de febrero de 2014 / 03:09 p.m.

Texas.- Durante el juicio por homicidio de un presunto integrante de un cartel mexicano, Jesús Ernesto Chávez Castillo detenido en México en julio de 2010 y vinculado con la matanza en ese año de 13 personas de Villas de Salvárcar, Ciudad Juárez, confesó en una corte de El Paso, Texas, haber asesinado al menos a 800 personas.

Chávez indicó en su declaración haber recibido cuotas diarias por asesinatos con la orden de infundir miedo entre la policía y el público.

El homicida explicó que generalmente a sus víctimas los decapitaba o los desmembraba, para "impresionar" a su jefe Castrellón. El objetivo de cada asesinato, él testificó, era hacerlo lo más brutal posible saber "que sería una gran noticia." 

"Siento que hice lo correcto, ya que hice mucho mal", dijo Chávez en los tribunales, lo que explica por qué ahora estaba testificando en contra de su ex jefe, según medios americanos.

Castrellón está siendo juzgado por ordenar los asesinatos de trabajadores Consulado EE.UU. Lesley Enriquez, su esposo, el Sheriff del Condado de El Paso oficial Arthur Redfels, y Jorge Alberto Salcido Ceniceros, esposo de otra empleada del consulado el 13 de marzo de 2010.

Agencias