MILENIO DIGITAL
29 de julio de 2015 / 09:54 a.m.

Ciudad de México.- La Procuraduría General de Justicia del Estado de Michoacán ejecutó una orden de aprehensión contra Cemeí Verdía, líder de la Policía Comunitaria en Ostula, motivo por el cual no podrá abandonar el penal federal de "El Rincón", en Tepic, Nayarit.

Funcionarios del Gobierno Federal revelaron que al mismo tiempo, la Procuraduría General de la República (PGR) apeló la decisión del juez de Distrito que esta tarde dictó auto de libertad a favor de Cemeí.

El juez Tercero de Distrito de Procesos Penales Federales con residencia en Michoacán determinó que el delito de portación de armas de fuego y explosivos de uso exclusivo de las fuerzas armadas que le imputó la PGR no se configuraba, porque Cemeí comprobó tener permiso para portar dicho armamento.

Sin embargo, los funcionarios federales consultados dijeron que las autoridades del Gobierno de Michoacán no reconocieron haber permitido el uso de otras armas de fuego que el líder de la Policía Comunitaria tenía consigo.

Por su parte, Ignacio Mendoza, abogado del autodefensa, acusó que las autoridades retrasaron por diez horas la liberación de Cemeí para poder librar otras órdenes de aprehensión.

En entrevista, el jurista calificó los hechos como "una persecución más que un asunto de justicia".

El dirigente de las autodefensas fue detenido el 19 de julio, lo que llevó horas después a una riña entre militares y pobladores, quienes exigían la libertad del líder comunero.

Habitantes de la comunidad de Ostula acusaron a los soldados de agredirlos a balazos, herir a cuatro personas y matar a un niño de 12 años.

La Procuraduría de Michoacán informó que, según peritajes, los militares y pobladores fueron agredidos por "desconocidos" a 300 metros de distancia de donde ocurrió la riña. Indicó que los lesionados y menor muerto fueron por esquirlas de bala y no disparos directos.