milenio DIGITAL
12 de junio de 2017 / 10:01 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Horas de angustia vivieron los familiares de Valeria, una niña de 11 años que al intentarse refugiar de la lluvia, abordó una combi para llegar a su casa y que en el trayecto fue violada y asesinada.

Los padres de Valeria no quisieron dejar pasar ni un momento para buscar y encontrar a su hija. Más de 20 horas pasaron para que fuera encontrada, pero su angustia aumentó: estaba muerta.

Con información de la Fiscalía del Estado de México esto es lo que ocurrió a partir de la desaparición de Valeria.

Jueves 8 de junio

Alrededor de las 17:00 horas, Sergio Alberto Gutiérrez y su hija Valeria iban en una bicicleta en la avenida Sor Juana Inés de la Cruz cuando comenzó a llover. A la altura de la calle Mañanitas, de la colonia Benito Juárez, el padre detuvo una combi de la Ruta 40 para que su hija se trasladara y no se mojara.

Seis o siete calles adelante, el papá se iba a ver con su hija para después ir a casa.

Sergio iba en la bicicleta e intentó alcanzar a la combi; sin embargo, en algún punto la combi aceleró y se perdió de vista.

El padre llegó al lugar donde acordó de verse con su hija, pero no estaba. Fue a su casa y tampoco la encontró. Él y sus familiares comenzaron a buscarla, acudieron a la policía de Neza, a un botón de auxilio de la Ciudad de México, al paradero de la Ruta 40, pero no encontraron a Valeria.

A las 19:00 horas, los padres de la niña pararon patrullas para denunciar que su hija había desaparecido y la policía municipal emite una célula de búsqueda.

Entre las 21:00 y 22:00 horas, acudieron al C4 para solicitar los videos de las cámaras de videovigilancia.

Viernes 9 de junio

Entre las 2 y 3 de la mañana, los familiares acudieron al Centro de Justicia de Nezahualcóyotl de la Fiscalía del Estado de México y esperaron a que les tomaran su declaración.

A las 7 de la mañana, autoridades de la Fiscalía inició la entrevista a familiares de Valeria.

Dos horas después, alrededor de las 9 de la mañana, terminaron el trámite de denuncia de desaparición.

Tres horas después, a las 12:20 horas, la Fiscalía estatal emitió la Alerta Amber para localizar a Valeria, una vez que agotaron que pudiera estar con familiares o conocidos y que no se tratara de un secuestro.

Más de una hora después, a las 13:45 horas, el C4 reportó que se había hallado el cuerpo de Valeria en una combi del derrotero Estadio Neza-Metro Guelatao, número 278, de la Ruta 40, estacionada en la calle Sandunga de la colonia Benito Juárez.

Los agentes investigadores localizar al dueño de la combi y a la persona que recomendó al sospechoso trabajar en el transporte público. Por lo que identificaron al probable asesino.

Domingo 11 de junio

Familiares, amigos y vecinos velaron y realizaron una misa en la funeraria Jardines de Oriente, ubicada en la avenida Pantitlán de Neza.

A las 14:00 horas, el cortejo fúnebre partió de Neza rumbo a Texcoco, hacia el panteón Jardines de Oriente, ubicado en el poblado de Coatlinchan, donde sepultaron a Valeria.

Lunes 12 de junio

A las 5:00 horas, José Octavio fue recluido en el Centro Preventivo y de Readaptación Social de Nezahualcóyotl.

Horas después, compañeros, maestros y directivos de la primaria Alfredo V. Bonfil rindieron un homenaje a Valeria, en una ceremonia celebrada en el patio de la escuela.

El profesor de sexto grado, del grupo B, pasó lista y cuando mencionó a Valeria todos los alumnos contestaron en coro "presente". Posteriormente, los estudiantes soltaron globos blancos.

A las 10:00 horas, familiares, amigos y vecinos marcharon de la casa de Valeria con rumbo al palacio municipal de Neza, con el fin de exigir justicia.



dat