MILENIO DIGITAL
27 de diciembre de 2016 / 06:51 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- La compañía Interjet espera que a más tardar el próximo 30 de enero, sus 11 aviones Sukhoi Superjet 100 reanuden operación y hasta el momento suman tres mil pasajeros afectados por las fallas detectadas en estas aeronaves.

En entrevista con Notimex, el director de la aerolínea, José Luis Garza, previó que dicha cifra incrementará en los siguientes días, sin embargo, conforme a la disponibilidad con otras líneas aéreas, parte de sus pasajeros ya han sido transportados, otros más por la propia firma y algunos han suspendido su viaje.

“Aumentará inevitablemente porque estamos en temporada alta, día a día hasta que termine la temporada y seguramente continuarán los rezagos. Estamos trabajando las 24 horas, tratando de anticipar tres o cuatro días para que encontremos una solución”, abundó.

El directivo refirió que existe coordinación con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para atender la contingencia y quejas de los clientes, por lo que todavía no tienen conocimiento de alguna demanda por las afectaciones en los vuelos ocasionada por el cese de operaciones de los 11 aviones.

El próximo 30 de diciembre, adelantó, arribarán a la Ciudad de México especialistas del fabricante de la aeronave Superjet International para llevar a cabo la implementación de las medidas para resolver el problema con sus aeronaves.

“La solución técnica ya está encontrada, está siendo revisada para que la autoridad rusa la autorice y nos mandaran la documentación específica y el 30 de este mes, llega un pequeño ejército de técnicos, ingenieros y especialistas para trabajar en paralelo en tres aviones y recuperarlos en el transcurso de enero”, afirmó.

José Luis Garza estimó que dejar en tierra sus aviones, traerá consigo consecuencias financieras relevantes para la compañía, sin embargo, la empresa antepone la seguridad de sus pasajeros ante cualquier otra circunstancias.

“Inconvenientes ocurren pero lo primero es la seguridad de las personas, de nuestra tripulación y la seguridad va primero”, puntualizó.

El pasado 25 de diciembre, Interjet dejó en tierra 11 de sus 22 aviones Sukhoi Superjet 100 tras acatar la directiva de la Agencia Federal de Transporte Aéreo de Rusia (Rosaviatsia) de suspender las operaciones de este avión después de detectar fallas en el estabilizador de las aeronaves.

El SSJ100 es un avión de 100 asientos regional, que de acuerdo con el fabricante, conjunta lo mejor de la tecnología aeronáutica occidental con lo mejor de la ingeniería aeronáutica rusa; cuenta con sistemas y componentes fabricados por Thales, Honeywell, Messier-Dowty, Goodrich, entre otros.

Está equipado con una cabina más ancha y amplia comparada con todos los aviones de su tipo y para Interjet, la configuración es de 93 asientos, con 34 pulgadas (86 centímetros) de espacio entre cada fila, es utilizado para vuelos de corto y mediano alcance.

Es utilizado por la empresa a destinos como Acapulco, Aguascalientes, Bajío, Ciudad Obregón, Ciudad del Carmen, Campeche, Guadalajara, Huatulco, LA Paz, Minatitlán, Monterrey, Mazatlán, Puerto Vallarta, Reynosa, San Luis Potosí, Tampico, Tuxtla Gutiérrez, Torreón, Veracruz, Villahermosa, Zacatecas e Ixtapa.

Mientras que a nivel internacional se encuentra Guatemala, San José, Costa Rica, Dallas, Houston y La Habana desde Cancún.

El avión ruso-franco-italiano cumple con las certificaciones de las autoridades de aviación civil de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), el Registro del Comité Interestatal de Aviación (IAC-AR), la Escuela Nacional de Aviación Civil (ENAC) y de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) y la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés).