MILENIO DIGITAL | JESÚS ALEJANDRO SÁNCHEZ
1 de diciembre de 2015 / 10:33 a.m.

Ciudad de México.- Adam Coleman le mandó un mensaje a su novia Andrea Gómez para avisarle que estaba limpiando la camioneta en la que viajaba para subirla a un ferry que lo llevaría a él y a su amigo hacia Topolobampo, Sinaloa, y le mandó besos; el vehículo apareció incinerado al día siguiente. Adentro había dos cuerpos calcinados.

La Procuraduría de Sinaloa informó que la camioneta Chevrolet Chevy Van blanca fue hallada en la Sindicatura de Juan Aldama "El Tigre", en el municipio de Navolato y que estaba a nombre de Adam Coleman; a los dos cadáveres se les realizan pruebas científicas para determinar su identidad.

Adam Coleman y Dean Lucas, dos sufistas australianos, llegaron a México 13 días antes para surfear. Entraron por la frontera de Tijuana, por la garita de Otay, bajaron por Baja California hasta La Paz donde tomaron el ferry hacia Topolobampo, dijo la novia de Adam, Andrea Gómez, en entrevista.

Los dos sufistas australianos eran personas con una pasión por el océano, para ellos "surfear era su vida" al grado de que decidieron "dejar a un lado su estabilidad laboral para ir en busca de su sueño de surfear en varias partes del mundo", dijo Andrea.

Adam y Dean se conocieron cuando tenían alrededor de 10 años y desde muy jóvenes habían viajado, hablaban español fluidamente y amaban a México. "Él amaba México, era su país favorito al igual que el de Dean", mencionó Andrea.

No era la primera vez que Adam visitaba México, ya había venido al país varias veces. En uno de esos viajes conoció a Andrea con quien comenzó a salir hace un año, aunque fue una relación a distancia.

La jovén describe a su novio como una persona entusiasta que practica yoga, toca la guitarra, le gusta leer y escribir.

De Dean no dice mucho, pues sólo había hablado con él por Skype en algunas ocasiones, pero dice que tenía la "fuerza que caracteriza a todos los surfistas de luchar contra todo". Ellos habían trabajado en Canadá en instalación de tuberías, su contrato era temporal pero ganaban lo suficiente para poder viajar.

El viernes 20 de noviembre fue la última vez que Andrea pudo contactar con su novio Adam. La última vez que habló con él fue alrededor de las 11:30 de la mañana. "Me dijo estoy limpiando la camioneta para subirla al ferry, besos, te escribo". Al día siguiente se enteró que habían encontrado una camioneta calcinada que coincidía con la de ellos.

Ese día, ella recibió una llamada, a las 04:00 de la madrugada, de un trabajador de un Oxxo de la calle 20 de noviembre en Los Mochis, Sinaloa, que aseguraba haberlos visto y que les dio instrucciones para llegar a Mazatlán, a donde se dirigían.

El trabajador había visto en Facebook que Andrea solicitaba información sobre el paradero de su novio, él le dijo que recordaba a su novio perfectamente, que no había confusión y que él le dio instrucciones para llegar a Mazatlán porque no vendían mapas ahí.

Andrea dice que eso pasó alrededor de las 12 de la noche, que ellos dejaron el Oxxo a las 12:20 y que la camioneta la encontraron a las 10 de la mañana del siguiente día.

A la joven se le hizo extraño que no respondiera los mensajes y se comenzó a preocupar, le escribió a un amigo de Adam, quien le dijo que no se preocupara, pero tras insistir la contactó con la novia de Dean, Josie Cox.

"Ella me dijo que ellos hacían esto, que a lo mejor estaban en una playa local donde no había señal, que no me preocupara", dice Andrea. Pasaron los días y tanto Josie como ella decidieron poner una denuncia, sin embargo dice que es complicado porque no son familiares directos y que la embajada de Australia en México y el Semefo trabajan directamente con los padres de los surfistas.

Ellas ya no pueden dar información sobre el tema, pues los padres de Dean y Adam se molestaron porque empezaron a dar entrevistas a los medios. Ellas dicen que participarán en la investigación hasta donde los padres las dejen.

El procurador de Sinaloa, Marco Antonio Higuera Gómez, informó que el 21 de noviembre hallaron una vagoneta Chevrolet Chevy Van blanca incinerada con dos cuerpos calcinados en la Sindicatura de Juan Aldama "El Tigre", en el municipio de Navolato.

Explicó que revisaron el número de identificación vehicular y encontraron que el país de origen es Canadá, por lo que se puso en contacto con personal consular de ese país en Mazatlán.

Le confirmaron que el número sí corresponde a ese país y que estaba a nombre de Adam Coleman, por lo que se comunicaron a la embajada de Australia.