REUTERS
15 de diciembre de 2015 / 12:13 p.m.

Culiacán.- La comunidad surfista en México rindió homenaje a los australianos Adam Coleman y Dean Lucas, desaparecidos desde el 20 de noviembre y presuntamente asesinados en Sinaloa.

El homenaje a los surfistas se realizó de manera simultánea en diferentes playas de México desde Tijuana hasta Cancún, así como en Estados Unidos, dijo  Luis Skeen de Alba, presidente de la Federación Nacional de Surf.

"El evento se realizó en playas de Tijuana y Ensenada hacia la frontera con Estados Unidos, y hacia el sur en Sayulita, Nayarit; Puerto Escondido, Oaxaca, y hasta el sureste en Cancún, Quintana Roo", precisó.

El objetivo de la Federación Nacional de Surf era enviar un mensaje de solidaridad a las familias de los desaparecidos, además de mostrar al mundo que no todo en Sinaloa y México es negativo.

En el puerto de Mazatlán, la reunión fue en la playa El Camarón, uno de los espacios favoritos de los surfistas locales. Los participantes formaron un círculo en el mar, donde elevaron sus tablas al sol y arrojaron una ofrenda floral en honor de los australianos.

También se colocaron altares en la playa donde los asistentes pudieron escribir mensajes de fraternidad.

Dean Lucas y Adam Coleman, ambos de 33 años y aficionados al surf, desembarcaron de un ferry el 20 de noviembre en Topolobampo, Sinaloa, y se dirigían a Guadalajara, donde vive Andrea Gómez, novia de uno de ellos.

El 21 de noviembre fueron encontrados los cuerpos calcinados de dos personas dentro de una camioneta en el municipio de Navolato, Sinaloa.

El procurador estatal, Marco Antonio Higuera Gómez, confirmó que la camioneta pertenecía a los australianos desaparecidos, sin que hasta ahora se haya podido esclarecer la identidad de los dos muertos.

La Fiscalía de Sinaloa informó el 4 de diciembre de la detención de tres individuos presuntamente vinculados con el homicidio de dos personas que aparecieron calcinadas en la camioneta.

En total son cinco las personas implicadas en el crimen, si bien dos de ellas están como prófugos de la Justicia.