MILENIO DIGITAL
17 de junio de 2017 / 06:43 a.m.

MÉXICO.- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) impuso sellos de suspensión en 15 joyerías por distintas irregularidades e inmovilizó 3 mil 483 alhajas con material plástico hecho pasar por ópalo.

El procurador en funciones, Rafael Ochoa Morales, encabezó un operativo de verificación en joyerías de la Riviera Maya para revisar la autenticidad del mineral, ante denuncias de que se comercializa mercancía apócrifa que no cumple con las especificaciones de calidad, origen e información.

Acompañado por el subprocurador de Verificación, Raymundo Rodríguez, y por el director general de delegaciones de la Procuraduría, Eriko Flores, el funcionario solicitó a los dueños de los establecimientos la documentación que acredita el origen y autenticidad del supuesto ópalo que se comercializa en esos destinos turísticos.

Además, explicó que en los establecimientos no se exhibía el tipo de cambio, no se ofrecían precios en pesos y se vendían piezas de joyería de plata sin cumplir con las normas establecidas.

Previo al periodo vacacional de verano, el procurador en funciones recorrió locales comerciales, de renta de vehículos y servicio de taxis en el aeropuerto de Cancún, el de mayor volumen de pasajeros internacionales del país.

También se colocaron sellos de suspensión en el módulo de taxis de la terminal 2 del aeropuerto de Cancún, por aplicar restricciones en sus servicios que no son informados con claridad a los clientes.

Ochoa Morales advirtió que no se tolerarán abusos contra los consumidores en el contexto del próximo inicio del periodo vacacional y adelantó que en cumplimiento de las instrucciones del secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, la Profeco implementará acciones focalizadas en todo el país para garantizar el respeto a los derechos de los consumidores.


dezr