MILENIO DIGITAL 
5 de junio de 2017 / 11:08 a.m.

MÉXICO.- Tamaulipas es la entidad que representa el mayor peligro para los migrantes extranjeros que buscan llegar a EU, según informes de la Secretaría de Marina (Semar) y la Procuraduría General de la República (PGR).

Ambas dependencias señalan que en esa región se ha perpetrado el más alto número de secuestros y asesinatos contra las personas que ingresan al país provenientes de Centroamérica con la intención de cruzar la frontera para buscar trabajo en EU.

Solo de 2011 a la fecha, los elementos de la Marina rescataron a 531 migrantes secuestrados en territorio nacional, de los cuales 507 se encontraban privados de su libertad en casas de seguridad de Tamaulipas, mismas que pertenecen a los cárteles del Golfo y Los Zetas.

Apenas la semana pasada, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenó a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dar respuesta a la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho, que solicitó al organismo, a través de la Ley Federal de Transparencia, tener acceso al expediente integrado por la matanza de 72 migrantes en San Fernando, Tamaulipas.

De acuerdo con información proporcionada por la Marina, el mayor número de rescates de migrantes secuestrados se registró en 2013 en Tamaulipas, cuando localizaron a 215 personas: 62 guatemaltecos, 138 hondureños, 13 salvadoreños y dos nicaragüenses.

En 2015, la entidad volvió a tener un número alto de extranjeros rescatados con 103; y un año después, la cifra alcanzó 93 liberados, entre ellos dos ciudadanos de la India y uno de la República Dominicana.

Oaxaca es otro de los estados donde se enfrenta el mismo problema que en Tamaulipas, aunque no en las mismas proporciones; en 2014 se logró salvar a 16 migrantes.

Veracruz y Chiapas no son ajenos a este problema, porque en la primera entidad, en 2011, la Armada de México liberó a seis centroamericanos, mientras que el segundo, en 2012, el número de rescatados fueron dos.

La PGR también inició investigaciones porque en Veracruz, policías municipales secuestraban a migrantes y se los entregaban a Los Zetas.

Los informes de la dependencia dan cuenta de que de 2007 a la fecha han sido asesinados 76 migrantes en el país, 62 de ellos en Tamaulipas, aunque se presume que hay más, pero aún faltan por ser identificados.

En 2010, fueron asesinados en zonas controladas por Los Zetas cuatro ciudadanos de Brasil; cinco de Ecuador, 13 de Guatemala, uno de India, 25 de Honduras y 14 de El Salvador.

Dos años después, una nueva matanza se registró en Nuevo León; en esa entidad se reportó el homicidio de diez hondureños, un mexicano, dos nicaragüenses y un guatemalteco.

En 2015, la PGR tuvo conocimiento del asesinato de un extranjero, de quien aún no se logra definir si era de origen hondureño o nicaragüense. 

mmr