NOEL VERGARA| MILENIO DIGITAL
6 de julio de 2015 / 09:38 p.m.

Tampico.- La alerta por una presunta bomba al interior de una sucursal bancaria en Tampico, movilizó a las fuerzas de seguridad, quienes lograron ubicar el artefacto verificando que este era hechizo.

Fue el operador de la Central de Emergencias ALMATAM quien reportó una amenaza de bomba en el interior del cajero automático de la empresa Banamex ubicado sobre la avenida Emilio Portes Gil y la calle Esperanza de la colonia Tamaulipas.

De inmediato unidades de la Policía Estatal a cargo del coordinador Luis Enrique Trinidad López se trasladaron al sitio al igual que elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, Protección Civil y el cuerpo de Bomberos de Tampico hicieron lo propio.

La llamada fue realizada por un usuario de manera anónima quien indicaba que en dicho lugar había un artefacto explosivo, después colgó.

Los uniformados y todo el personal rápidamente inspeccionaron el área para dar con la posible bomba.

Después de varios minutos, los policías lograron encontrar el artefacto: se trataba de unas pilas y un palo de madera, en la punta tenían cables y estaban amarradas con cinta gris.

Los expertos determinaron que no se trataba de una bomba, pero aún así fue decomisado el artefacto y llevado a la Sedena para su análisis.

Este reporte causó pánico entre los residentes aledaños a la sucursal bancaria ya que incluso tuvieron que desalojar momentáneamente sus viviendas mientras se llevaba a cabo las investigaciones de campo.