MILENIO DIGITAL
15 de agosto de 2015 / 06:32 p.m.

Ciudad de México.- Policías de Fuerza Tamaulipas lograron la detención de Silvestre Haro Rodríguez, ‘El Chive’, señalado como jefe de plaza de un grupo delincuencial que opera en la zona conurbada de Tampico, Madero y Altamira.

En el mismo operativo también fue capturado Carlos Alberto Álvarez Días, el ‘R5’, quien es el brazo derecho en esa organización criminal; Guillermo Álvarez Cortez; Rosa Elena Díaz Acevedo (madre de Carlos Alberto); Luis Alberto Rodríguez Gallegos (padre de Carlos Alberto); Mayomy Sarahí Haro Rodríguez (Hermana de Silvestre Haro); Rigoberto Espinosa Martínez, Renzo Eduardo Yañez Saldaña y Aleks Hernández Salazar.

A través de un comunicado, el Grupo de Coordinación Tamaulipas detalló que los hechos ocurrieron la noche del viernes al interior de un conocido hospital ubicado sobre la Avenida Hidalgo.

En el nosocomio estaba internado Ávarez Díaz, quien sufrió la pérdida de una mano por detonación de un artefacto explosivo.

El operativo en el que también participó de la Secretaría de la Defensa Nacional, Armada de México, Policía militar, Policía Federal y Gendarmería Nacional, se aplicó luego que los policías estatales detectaron afuera del hospital varios vehículos con gente armada, quienes al ser detenidos se identificaron como gente de Silvestre Haro.

Al momento de su detención, Haro Rodríguez intentó sobornar a los policías estatales ofreciéndoles tres vehículos.

En el operativo se aseguraron siete armas largas con cargadores abastecidos, cinco pistolas, una de ellas bañada en oro, cinco granadas, mil 873 cartuchos y 59 cargadores, tres radios, tres mochilas, una maleta, celulares y cuatro vehículos.

Tras la detención de Silvestre Haro, se originó un bloqueo a la altura del puente Tancol, en la carretera Tampico-Mante, el cual fue desactivado a los pocos minutos por las autoridades estatales y federal.

Silvestre Haro y los demás detenidos quedaron a disposición de la Subsecretaría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada de la PGR, por lo que fueron trasladados a la Ciudad de México.