NOTIMEX
28 de septiembre de 2015 / 08:50 p.m.

Ciudad Victoria.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) interceptó en el Aeropuerto Internacional de Reynosa un cargamento mediante el cual se pretendía transportar de contrabando 10 aves silvestres.

Las autoridades informaron que se trata de tres guacamayas azul dorado, cinco cacatúas (tres cresta amarilla y dos cresta blanca) y dos más sin marcaje, con destino a la Ciudad de México.

Indicaron que la incautación se efectuó con base en una denuncia presentada por personal de una línea aérea y con apoyo de la Policía Federal (PF).

Refirieron que inspectores de la delegación de la Profepa en dicha entidad constataron que las aves eran transportadas en pequeños contenedores de madera y alambre, con posible documentación falsa.

Detallaron que elementos de Policía Federal verificaron que el destinatario final que marcaba la supuesta autorización no correspondía con lo ahí señalado.

Precisaron que los hechos tuvieron lugar el pasado 25 de septiembre luego de que personal de paquetería de la línea Aeroméxico reportara un paquete que contenía animales con vida, por lo que de inmediato reportaron el suceso a la oficina regional de la Delegación Federal de la Profepa en Reynosa, y se tomaron las acciones pertinentes.

Ante ello, funcionarios de esta Procuraduría Federal revisaron la documentación presentada para acreditar el envío de ejemplares silvestres, la cual consistió en la Remisión No. 2802 de fecha 01 de septiembre de 2015 expedida por Wild Life Importador y Exportador Julio Cesar Pérez Rivera.

El Ministerio Público Federal una vez que tuvo conocimiento de los hechos, emitió un oficio dirigido al Delegado Federal de la Profepa en el estado de Tamaulipas, en el cual pone en guardia y custodia a los ejemplares y ordena que se lleve a cabo su traslado y deposito, a un aviario para su cuidado.

Ante ello, las aves aseguradas fueron enviados al zoológico denominado Mini Zafarí el Puerto, en la Ciudad de Reynosa.