LUCERO REYES | MILENIO DIGITAL
3 de agosto de 2015 / 09:42 a.m.

Tampico.- La asociación Unión de Padres de Familia del Sur de Tamaulipas está en desacuerdo con que parejas del mismo sexo adopten a menores, esto al darse a conocer que en Tampico hay 150 amparos ante la Suprema Corte de Justicia para poder adoptar; David Hernández Muñiz, integrante de esta asociación comentó que han solicitado a los legisladores locales no apoyar esa propuesta.

Esto debido a que un menor necesita la imagen materna y paterna; "por parte de la madre, hablamos de amor, la ternura; mientras que el papá es quien tiende a proteger y lleva el pan de todos los días, y esta convivencia, hace que el niño se integre más pronto a la sociedad".

Han pedido a los legisladores locales Eduardo Chavarría y Olga Sosa, que coaccionen el tema para evitar que el Congreso Local autorice dichos amparos.  

Por su parte el coordinado del Registro Civil en el Estado mencionó que en Tamaulipas no existe dentro de la legislación un criterio que permita que una pareja de personas del mismo sexo puedan registrar a un menor con sus apellidos

Asmismo, explicó que para que exista un registro de nacimiento, el primer requisito con el que se debe contar es el certificado de nacimiento y el de salud, y regularmente quien lo presenta es la madre; ante la ausencia de esta, el padre.

Refirió que en Tamaulipas no se cuenta con una legislación que señale una figura jurídica para poder adoptar entre personas del mismo sexo.

En el 2010, con nueve votos a favor y dos en contra, la Suprema Corte de Justicia de la Nación aprobó las reformas al Código Civil en el DF que permiten a los matrimonios del mismo sexo adoptar niños.

Esta decisión se sumó a la resolución de los ministros, quienes avalaron el 5 de agosto la constitucionalidad de los matrimonios gay.

El consejero Nacional de la Unión de Padres de Familia refirió que, al no cumplirse los roles de padre y madre, eso en algún momento afectaría a los menores, sobre todo porque estas personas no están preparadas para hacerlo.

Agregó que a estas personas el Congreso les autorizó la sociedad en convivencia, pero esto no autoriza la adopción, ya que al no haber leyes que lo permitan localmente, no se puede dar.