NOEL VERGARA | MILENIO DIGITAL
25 de julio de 2015 / 03:37 p.m.

Tampico.- Se va a cumplir un año en que Emilio González Rivera vive privado de su libertad, y es que son sus 350 kilos de peso los que le impiden llevar una vida normal.

El es un "cristiano" conocido entre las iglesias de esa religión además de ser un añejo residente de la famosa zona conocida como "El Triangulo".

Tiene 44 años de edad y actualmente vive en la privada Torreón, entre segunda privada y la calle Benito Juárez de la colonia Campbell.

"Desde hace un año ya no pude caminar, ya no pude valerme por mi solo, debido a mi peso tuve que quedar postrado en cama", dijo.

La vida de este comerciante de manualidades es verdaderamente difícil, pues pasa las horas, los días y las semanas tendido en la cama.

Los "hermanos" de su iglesia son las únicas personas que acuden a visitarlo pues se encuentra completamente solo en esta ciudad

"Si he sufrido, sé que mi estado físico siempre ha llamado la atención de las demás personas, antes cuando acudía a la zona centro de Tampico a comprar mercancía para hacer mis manualidades los taxistas no se querían parar para llevarme, si me pone triste,...y me deprime".

Explica que debido a la vida que lleva, incluso ha llegado a pensar en suicidarse, pero tiene "toda la fe en nuestro señor Jesucristo, el cual no lo abandona".

Emilio llegó a pesar los 500 kilos debido a un desorden alimenticio el cual ya no pudo controlar, actualmente batalla para respirar por lo que tiene que tener cerca dos ventiladores.

El busca toda la ayuda que sea posible de la sociedad para bajar de peso y poder volver a caminar, por lo que hace un llamado también al gobierno del estado, a las autoridades del DIF y también desea la posible ayuda de la conductora de televisión Laura Bozzo en quien tiene confianza.