3 de octubre de 2014 / 04:12 p.m.

Altamira.- Personal de Bomberos han sido quienes se arriesgan con la captura de lagartos al utilizar métodos considerados como rústicos, usando mecates y cinta canela, además de que no portan equipo el adecuado para atrapar a los saurios.

César Cedillo, médico veterinario y quien impartió el curso de capacitación sobre  biología, conservación y manejo de cocodrilos, refirió que los implementos que se han utilizado para la captura de los lagartos no es el apropiado.

Sin embargo los bomberos y elementos de Protección Civil han practicado con el paso de los años de la manera más rústica como atrapar al moreletii, que en esta temporada de lluvia sale de su hábitat natural y se escabulle en las colonias de los municipios del sur de Tamaulipas.

"La captura de los saurios lo hacen de una manera muy rústica, pero es lo que venimos a informar, ellos tienen la práctica pero podemos afinar esos detalles, por ejemplo los mecates los podemos sustituir, sin duda los implementos que han utilizado para la captura de los lagartos no es el apropiado, no porque el mecate esté más grueso podemos decir que  el cocodrilo está más seguro así como quien captura", expuso.

Destacó que la captura rudimentaria es en base a lo que  han aprendido los elementos durante estos años, es algo que  han visto en las redes sociales, en videos en Youtube y otros medios.

"Pero hay que hacer las cosas correctas para prevenir riesgos, portar el equipo adecuado ya que con este tipo de animales basta  un segundo de distracción para que se presente un accidente, hay que estar bien concentrados y ver  la conducta del animal, ya que cada uno es diferente, algunos pueden ser tranquilos pero otros muy agresivos", refirió.

Explicó que el  cocodrilo moreletii se convierte en el animal más agresivo en temporada de reproducción y anidación, sobre todo cuando tiene crías y que la persona representa un riesgo pues el animal tiende a defenderse, por ello la importancia de que las autoridades de Semarnat y Profepa establezcan un programa de señalización en las lagunas y cuerpo de agua donde habita el saurio.

FOTO: YAZMÍN SÁNCHEZ

SANDRA SOSA / MILENIO DIGITAL