MULTIMEDIOS DIGITAL
14 de agosto de 2016 / 10:35 a.m.

OXACA.- El dirigente de Morena, Andrés Manuel López Obrador ya se está preparando para contender de nueva cuenta, por la Presidencia de la Republica.

El líder de Morena, dijo que nuevamente recorre el país para fortalecer a su partido partido y que en esta entidad tiene como propósito constituir 2 mil 400 comités a fin de participar como candidato presidencial en 2018.

Por otro lado admitió que la tercera será la vencida y que de ganar, impulsara un mejor nivel de vida para los mexicanos, pues "todos deberían ganar 40 o 50 mil pesos al mes" para cubrir sus necesidades, esto en referencia a los ingresos que declaró.

El tabasqueño en conferencia de prensa expresó, su apoyo a los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), luego de una reunión con militantes de Morena en Oaxaca.

A su vez festejó que hayan sido liberados los líderes Rubén Núñez y Francisco Villalobos, porque "fueron tomados como rehenes por el gobierno", mientras que reprochó que no se determine a los culpables de la masacre en Nochixtlán y responsabilizó al gobierno federal de disparar contra los docentes.

"Los únicos responsables de la crisis que vive Oaxaca son Enrique Peña Nieto, Miguel Ángel Osorio Chong y Aurelio Nuño, quienes a rajatabla tratan de imponer sus falsas reformas estructurales y punitivas, como la educativa", puntualizó.

Andrés Obrador culpó que lo ocurrido en Nochixtlán fue un acto de represión del Estado para silenciar la desobediencia a las reformas impuestas por los grandes capitales internacionales.
Afirmó que con estas expresiones de inconformidad el principal promotor de la violencia ha sido el gobierno.

Así mismo justificó las afectaciones del magisterio en Oaxaca y otras entidades; dijo respetarlas y las aplaudió, “porque se trata de un gremio valiente que ha sabido organizarse al lado del pueblo para desafiar al mal gobierno”.

El presidente de Morena, lamentó que exista una campaña de desprestigio contra los docentes orquestada y financiada desde la “mafia del poder” y las cúpulas empresariales para generar un linchamiento político y social.

Calificó a los profesores de Oaxaca de gente digna y trabajadora y aseguró que Núñez y Villalobos fueron víctimas de una farsa jurídica; “se les quiso incriminar como delincuentes, cuando los verdaderos criminales están en los Pinos. Imagínense lo que es que les hayan inventado a los maestros el delito del lavado de dinero... con qué autoridad moral”, destacó.