MILENIO DIGITAL
26 de octubre de 2017 / 10:29 p.m.

ESPECIAL.- La ex dirigente magisterial, Elba Esther Gordillo Morales, tendrá que permanecer en prisión, luego de que un juez federal resolvió que existen suficientes indicios para que continúe el proceso iniciado en su contra por la PGR por los delitos de lavado de dinero y delincuencia organiza.

A pesar de que la defensa de la ex lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, que encabeza Marco Antonio del Toro, pretendió a través de un amparo que la maestra obtuviera su libertad, ahora acumula un nuevo revés jurídico.

La defensa de Gordillo Morales interpuso un amparo en el que argumentó que no se configuraban los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita ni delincuencia organizada.

Tras analizar el expediente de la maestra, el Quinto Tribunal Colegiado Penal resolvió el 10 de agosto que procedía conceder el amparo a la ex dirigente de la SNTE, lo que implicó que se anulara la formal prisión que existía en su contra por estos delitos.

Sin embargo, en el fallo se estableció que el juez de la causa podría valorar otra vez las pruebas contra la inculpada y emitir una nueva resolución.

Alejandro Caballero Vértiz, titular del Juzgado Sexto de Distrito en Procesos Penales Federales, repuso el procedimiento, como lo ordenó el Tribunal, y analizó de nueva cuenta las evidencias que aportó el Ministerio Público federal, por lo que concluyó dictar un auto de formal prisión para que continúe el proceso al considerar que sí hay pruebas de los delitos que se le imputan a la maestra, quien fue detenida el 26 de febrero de 2013, por el presunto desvío de casi 2 mil millones de pesos a los integrantes del gremio que lideraba.


pjt