MILENIO DIGITAL
13 de abril de 2017 / 08:55 a.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- El testigo protegido con nombre clave El Pitufo no solo atestiguó contra Tomás Yarrington en la investigación que realizó la PGR contra el ex gobernador de Tamaulipas, sino que también declaró en casos que llevaron a la cárcel a altos mandos de la Sedena y de la Policía Federal.

Sin embargo, los asuntos contra generales y mandos, que se iniciaron en el sexenio de Felipe Calderón se le cayeron a la PGR, porque jueces federales descubrieron que los testigos, entre ellos, El Pitufo, mintieron.

El 11 de diciembre de 2012, cuando ya estaba vigente la orden de aprehensión en su contra, Yarrington presentó dos denuncias en la PGR contra los agentes del MP federal que integraron la averiguación previa en su contra.

El tamaulipeco acusó a los servidores federales de “manipular” a testigos protegidos para que lo relacionaran con el crimen organizado.

Por medio de su abogado en México, Diego Hernán, Yarrington acusó a las autoridades del delito contra la administración de la justicia.

El litigante declaró que en el caso de los testigos protegidos era necesario revisar el manejo de las averiguaciones previas, pues una de las personas que acusó a Yarrington, era El Pitufo, el mismo que con sus declaraciones llevó a la cárcel al ex subsecretario de la Defensa Nacional, Tomás Ángeles Dauahare.

“Aquí tenemos el caso, por ejemplo, de un testigo (El Pitufo) que se utiliza indistintamente en el asunto Yarrington, también está involucrado en el asunto de los generales y en otros casos; entonces, resulta increíble que (el testigo) tenga tal manejo, tal conocimiento de hechos que se estén utilizando contra (varias) personas (en diversos casos)”, manifestó Árevalo.

El abogado dijo que hubo “manipulación” de los testigos, para causar un daño doloso a la figura pública del ex gobernador con fines electorales. Los otros testigos que declararon contra Yarrington usan los nombres de Pedro, Óscar, Ángeles y Geraldín.