MILENIO DIGITAl
13 de julio de 2017 / 09:25 p.m.

ESPECIAL.- Los cuatro soldados que declararon como testigos contra el sargento José “N”, señalado como probable responsable del asesinato de Paulino Martínez Silva, El Pavis o El Pavín, en el poblado de Palmarito Tochapan, municipio de Palmar de Bravo, Puebla fueron presionados para retractarse de sus declaraciones en la primera audiencia de vinculación a proceso.

En la sentencia emitida por el Segundo Tribunal Unitario, que revocó el fallo y ordenó la vinculación a proceso del militar, también se menciona que el juez de control del estado de Puebla que en primera instancia negó procesar al sargento “N” violó el principio de igualdad entre las partes.

Lo anterior porque “indiscutiblemente” dio preferencia a las pruebas aportadas por la defensa del acusado, sin hacer mención alguna de las presentadas por la Procuraduría General de la República.

“…el juez vulneró el contenido del artículo 265 del Código Nacional de Procedimientos Penales, y demeritó la labor ministerial en la investigación y con ello el principio de buena fe con el que la institución (la PGR) trabaja, al atender únicamente las manifestación de los testimonios vertidos ante él, en el sentido de que fueron obligados y presionados a declarar en la manera como refirieron, sin tomar en consideración el principio de contradicción que impera en el procedimiento, y que ante su presencia reconocieron haber firmado sus entrevistas siendo notoriamente evidente su retractación al recordar incluso el número de pregunta con el cual describen los hechos y, en su caso, la imputación hacia (el sargento)”, detalla la sentencia que hizo pública el Consejo de la Judicatura Federal.

El Pavín es primo de Antonio Martínez Fuentes, El Toñín, identificado como el líder de la banda que se dedica al robo de combustible en esa región de Puebla.


dat