26 de diciembre de 2014 / 01:20 a.m.

Chilpancingo.- El cuerpo del sacerdote Gregorio Gorostieta López fue encontrado con el tiro de gracia detrás de la cabeza monumental del general Lázaro Cárdenas del Río, ubicada sobre la carretera federal Iguala-Ciudad Altamirano, a la altura de Tlapehuala.

Gorostieta López fue interceptado por un comando armado la noche del 21 de diciembre en la cabecera municipal de Ciudad Altamirano, considerada como el centro político de la Tierra Caliente de Guerrero.

Los captores nunca se comunicaron para solicitar el pago de un rescate, pese a que la Diócesis de Altamirano realizó una marcha encabezada por sacerdotes para implorar que se le liberara con vida.

El cuerpo de Gorostieta López fue encontrado en la parte de atrás de la cabeza tallada en roca del general Lázaro Cárdenas, en las inmediaciones de la colonia Benito Juárez de Tlapehuala.

El sacerdote era conocido en toda la región y los feligreses que han estado pendientes del caso dieron la voz de alerta respecto a la posibilidad de que se tratara de él.

Este jueves, la Conferencia del Episcopado Mexicano confirmó de manera oficial el secuestro del padre Gregorio, a quien en Pungarabato se conoce como "Goyito".

Lo anterior, luego de la denuncia presentada por el obispo Martínez Miranda.

La mañana del jueves 25, la Fiscalía General del Estado (FGE) todavía tenía la información de que el religioso estaba secuestrado, pero no se mencionaba la implementación de algún operativo de búsqueda.

Foto: Especial

MILENIO DIGITAL