MILENIO DIGITAL 
2 de mayo de 2017 / 04:12 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Los hijos del narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán pueden aprovechar la detención de Dámaso López Núñez, El Licenciado para posicionarse en el cártel de Sinaloa; sin embargo, la disputa interna entre ambos bandos no va a terminar, ya que es probable que El Mini Lic, hijo de López Núñez, tome las riendas de la fracción y busque venganza, coincidieron expertos.

“El cártel de Sinaloa se encuentra en una lucha, en una recomposición desde la detención de El Chapo, hay una pugna entre tres grandes subgrupos, el grupo perteneciente a El Mayo Zambada, el grupo de los hijos de El Chapo y el de Dámaso”, dijo el experto en temas de seguridad y académico de la Universidad Iberoamericana, Gilberto Santa Rita.

El Licenciado era considerado mano derecha de Guzmán Loera y su sucesor en el cártel de Sinaloa, especialmente luego de que éste fue capturado en enero de 2016 en Los Mochis y extraditado a Estados Unidos a principios de este año.

El académico de la Universidad Iberoamericana explicó que al mando del cártel de Sinaloa quedará un hombre cercano a El Licenciado, que busque continuar la línea que fijó; sin embargo, no descartó que los hijos de El Chapo se aprovechen de la “zozobra, del debilitamiento de la parte de Dámaso” para “tratar de consolidar el poder de toda la organización”.

El analista de seguridad Alejandro Hope dijo que es muy probable que Dámaso López Serrano, El Mini Lic e hijo de El Licenciado, tome las riendas de la facción y busque venganza contra los hijos de El Chapo.

Hay "una disputa sucesoria abierta y es algo que esta detención no va a terminar, sino que es más bien probable que la exacerbe", dijo en entrevista con una agencia internacional.

Los hijos de ‘El Chapo’ y Dámaso López mantienen una lucha, luego de que estos rompieron varios acuerdos, levantaron narcotraficantes e intentaron tomar el control del cártel que aún encabeza Ismael El Mayo Zambada.

En febrero de este año, Jesús Alfredo e Iván Archivaldo acusaron en una carta que Dámaso López, aliado de su papá, les tendió una trampa e intentó matarlos, luego de que los citó junto a El Mayo para esclarecer las acusaciones que lo señalaban como el responsable de secuestrar a los hijos de El Chapo en un restaurante de Puerto Vallarta.

La fracción de Dámaso esta aliada con César Carrillo, hijo del ex líder del cártel de Juárez, Amado Carrillo Fuentes, El Señor de los Cielos, familia a la que El Chapo comenzó a matar por rencillas con El Viceroy, Vicente Carrillo Fuentes.

El director de la Agencia de Investigación Criminal, Omar Hamid García, dijo que El Licenciado buscaba aliarse con el cártel de Jalisco Nueva Generación para acabar con los hijos de El Chapo.
Presencia del cártel de Sinaloa en la CdMx.

Policías de la Agencia de Investigación Criminal detuvieron, en Azcapotzalco, a Dámaso López y a su operador financiero Víctor González Sepúlveda, El Chompiras, encargado de pagar la nómina y la renta de las casas de seguridad.

Santa Rita dijo que la detención en la CIudad de México del nuevo líder del cártel de Sinaloa muestra que los grupos delincuenciales sí operan en la capital; sin embargo “lo que ocurre es que no es tan visible, por lo menos, en el concepto más tradicional del concepto del crimen organizado, no vemos convoyes, no vemos comandos”.

El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, ha dicho en varias ocasiones que el crimen organizado no opera en la capital del país, pero reconoció la existencia de bandas dedicadas al lavado de dinero y al tráfico de personas.

Hoy reconoció que la ciudad es un centro logístico y financiero del crimen organizado, pero aseguró que se trabaja para que no se convierta en un centro de operaciones.

“La Ciudad de México es un gran centro de negocios y de lavado de dinero de las mafias, lo que ocurre es que en este momento es que las plazas en las que estaría dividida la Ciudad de México tienen cierta paz”, dijo el académico.