NOTIMEX
2 de febrero de 2016 / 08:22 a.m.

México.- La Asociación Mexicana de Especialistas en Remodelación y Mejoras (Amermac) advirtió sobre la inseguridad y riesgos que representa contratar supuestos albañiles, pintores, plomeros y electricistas, entre otros.

Y es que, 90 por ciento de los casos son informales o incluso, se han registrado casos de delincuentes que sorprenden a las familias.

Antonio Irurita, presidente del organismo, dijo que aunque no hay cifras sobre las pérdidas que esto puede representar, consideró que el riesgo ha ido en aumento por lo que hay que tomar algunas medidas de previsión.

Además de que una reparación mal realizada representa un doble gasto para las familias que se ven obligadas a recontratar a un nuevo albañil, electricista o plomero, para solucionar el problema, resaltó en un comunicado.

Lo más recomendable es contratar alguien que tenga referencias comprobadas de su trabajo, pues la mayoría de los trabajadores de este sector son informales y muchos improvisados

Por ello, dijo, la Amermac trabaja en un proceso de certificación que avale las habilidades de los trabajadores de la construcción y aquellos especializados, a fin de dar mayor certeza a las familias.

No obstante recomendó diversos puntos para tratar de no ser sorprendidos, pues debe prevenirse los aspectos de seguridad, como establecer los trabajos a realizar y reglas de los mismos.

"Es importante que se deje claro que tipo de trabajos se van a realizar y materiales a utilizar para evitar sobrecostos por arreglos no especificados. También es recomendable una fianza, sin embargo ello es complicado en muchos casos", señaló.

Otro aspecto es fijar horarios específicos de trabajo para evitar que prolonguen la jornada o sorprendan llegando en otros horarios a la vivienda.

Comentó que no deben darse anticipos en ningún caso, sobre todo para un trabajo de remodelación o ampliación que se llevará varios días, debido a que esto puede provocar que las personas simplemente ya no se presenten al día siguiente y defrauden a los contratantes.

Durante una ampliación o trabajos de pintura, electricidad o plomería entre otros, las familias dejan a la vista diversas pertenencias, "es preferible guardar aquellas de valor así como relojes u otras que los trabajadores pueden esconder en sus bolsillos o su bolsa de herramientas", finalizó.