MILENIO DIGITAL
2 de febrero de 2017 / 10:29 a.m.

GUADALAJARA.- La pequeña Mayté de cinco años llegó con una amplia sonrisa al Hospital Civil de Guadalajara "Dr. Juan I Mechaca", donde es atendida desde año y medio de cáncer.

Acude cada 15, cada 8 días, según lo demanda su enfermedad, pero este día es especial: los pacientes comenzaron a recibir disfraces de superhéroes y princesas, con los cuales su doctor, Sergio Gallegos Castorena, está seguro de transmitirles algo del poder de estos personajes infantiles. Y algo de magia debe tener, pues al ponerse las coloridas vestimentas se transformó el ambiente en la sala de espera del Servicio de Hematología Pediátrica, y sede de la Campaña “Superhéroes, heroínas y princesas contra el Cáncer”, que por segundo año encabeza el médico.

“El año pasado lo hicimos exclusivamente para Guadalajara. Éste año somos 14 ciudades de la república las que estamos participando, 17 hospitales que se verán beneficiados y sobre todo los niños, que estarán recibiendo esta vestidura de poder que representa un traje de superhéroe o esta vestidura que hace sentir que son las personas más especiales como son las princesas”, señaló Gallegos, connotado oncólogo pediatra.

Vestido de superhéroe también, el doctor salió a dar la bienvenida a sus pacientes y el inicio oficial de la entrega de disfraces donados por particulares, los cuales se repartirán durante febrero, mes en el que se celebra el Día Internacional del Cáncer Infantil, hasta que se terminen. En esta campaña se recolectaron mil disfraces entre el 9 y el 31 de enero, solo en la capital jalisciense. Ciudades como Tuxtla Gutiérrez, Colima y Tijuana ya completaron todos los que requieren para la atención de sus niños con cáncer y el resto va por buen camino.

En Guadalajara hay 600 niñas, niños y adolescentes en tratamiento o control del cáncer infantil y en este Hospital Civil se otorgan cerca de 350 consultas por leucemias cada mes, refirió el entrevistado.

“Agradezco la voluntad de todas las personas que le van a dar a los niños este sentimiento, que les van a transferir ese poder para luchar contra el cáncer… El evento es todos los días y así es en la vida. El evento es cuando nos levantamos, cuando vamos a trabajar, es un gran evento. Cuando ellos vienen a consulta, pasan, escogen el traje que ellos quieren y se les regala, y pasan a sus atenciones con todo ese poder”, dijo Sergio Gallegos.

En 2016 Mayté eligió vestirse de Elsa, personaje de Frozen. “Le trajo muchas bendiciones. En diciembre se le regaló un viaje a Disneylandia y ese vestido viajó hasta allá… y conoció a Elsa… está muy emocionada”, dijo su mamá, Luz del Carmen García.

“Muchas gracias a la persona que donó este disfraz, la hacen muy feliz, es su cumpleaños el viernes”, compartió la señora Luz. La familia vive en un rancho en el municipio de Capilla de Guadalupe.

“Aquí estamos, pedir por los que ya se fueron, por los que estamos aquí, por los nuevos que van llegando: Sí se puede, es simplemente aprender a vivir con esta enfermedad… sobre todo la constancia”, aconsejó, feliz con su pequeña vaquerita.

El doctor Sergio Gallegos, responsable de la Clínica de Leucemias del Servicio de Hemato-Oncología Pediátrica, es ejemplo de lucha. Sobreviviente de cáncer, que padeció en 1988, cuando tenía 17 años.

“Entendí que esa enfermedad iba a cambiar con mi vida. En mi país no me ofrecieron grandes opciones en ese entonces y decidí que yo iba a prepararme para ser un gran oncólogo mexicano y ofrecerles la máxima posibilidad de curación a todos los niños del país”, comparte.

Hoy, con el programa del Hospital Civil y todo el personal y voluntarios, la tasa de curación es de 85 por ciento y Sergio Gallegos confía en que llegará a 95 por ciento y hasta el 100 por ciento. Todo es cuestión de superpoderes.

Vestido de “Súper Sergio”, en traje azul, color de la lucha contra el cáncer infantil, el médico pasó a Karen, de 11 años a consulta y así dio el banderazo al mes de la esperanza.