milenio digital
29 de diciembre de 2016 / 11:07 a.m.

MÉXICO.- En estas fechas decembrinas y en el resto del año, los capitalinos y visitantes pueden trasladarse durante la madrugada prácticamente a lo largo y ancho de Ciudad de México utilizando el sistema de transporte denominado Nochebús.

El servicio comienza a las cero horas y concluye a las 5 de la mañana, los pasajeros pueden viajar con la certeza de que, por lo menos en el autobús, no serán víctimas de algún acto delictivo, así lo aseguró el operador de la ruta que corre por el Circuito Interior, Jaime Partida.

En la unidad que él opera viajan noche con noche dos elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, quienes desde la última fila de los asientos de autobús, sentados uno en cada extremo, vigilan la integridad de los pasajeros y están atentos a cualquier eventualidad.

En un recorrido por cuatro de las 11 rutas de la conocida Red de Transporte de Pasajeros (RTP), ahora llamado Sistema de Movilidad, del gobierno capitalino que ofrece los traslados nocturnos de Aragón a Metro Chapultepec, por avenida Cuitláhuac y Avenida 604; de Alameda Oriente a Xochimilco, por Periférico, División del Norte y Camino de Nativitas.

Además se cubren las rutas Metro Cuatro Caminos-Metro Constitución de 1919, por Periférico; La Villa a Periférico, circulando por Calzada de Los Misterios, Paseo de la Reforma, Calzada de Guadalupe y calle Cantera; así como de Jesús del Monte (Cuajimalpa) a Metro Tacubaya, por Camino a Santa Fe y Camino Real a Toluca.

También se ofrece este servicio en los corredores Insurgentes, de Indios Verdes a Doctor Gálvez, y Revolución, de Avenida Chapultepec a San Ángel, Patriotismo y Revolución, así como en todo el Circuito Bicentenario.

Meseros, bartenders, empleados de limpieza y cocineros, entre otros que trabajan durante la madrugada a los que se suman turistas y capitalinos que gustan de salir a altas horas de la noche son los que ocupan regularmente el transporte que en ocasiones llega a tener la misma demanda que en los horarios diurnos.

José Jaime Delgado, quien en esta temporada instala un stand de Santaclós a un costado de la delegación Cuauhtémoc, explicó que un taxi del Metro Hidalgo a su casa en la Basílica de Guadalupe le cobra en el día entre 40 y 50 pesos, pero después de la medianoche la tarifa puede aumentar hasta los 200 pesos, por ello, calificó la tarifa de 7 pesos como “una buena ayuda” para aquellos que trabajan.

“Sí funciona, lo he tomado a las 2,3 de la mañana, me parece muy padre que toda la noche haya este servicio, porque se necesita, ya sea los que vienen a Garibaldi y van a la Zona Rosa y no traen para el taxi, también viajas seguro”, aseguró.