oscar rodríguez
12 de junio de 2016 / 12:25 p.m.

México.- La Policía Federal trasladó al penal federal de Hermosillo, Sonora, al líder de la sección 22 de la Coordinadora Rubén Núñez contra quien tenía una orden de aprehensión librada por un juez federal por diversos delitos.

Anoche, policías federales detuvieron a Rubén Núñez y Francisco Villalobos. El primero fue arrestado en un operativo realizado entre la PGR y la PF en Ecatepec, Estado de México y el segundo, en Oaxaca.

Funcionarios de la Comisión Nacional de Seguridad explicaron que el traslado se realizó durante la madrugada de este domingo.

Desde 2015, la PGR solicitó la aprehensión de diversos dirigentes de la CNTE por su presunta responsabilidad en delitos como lavado de dinero y actos vandálicos en las zonas en las que trabajan.

Algunos de los integrantes presos actualmente son Othón Nazariega y Efraín Gilberto Pérez, quienes pertenecen al Bloque Negro, el ala radical de la disidencia magisterial, la cual tiene bajo su control grupos de choque. Esta agrupación cometió vandalismo, robo y toma violenta de edificios en diversas zonas de Oaxaca como la Junta Distrital de Tehuantepec, las instalaciones de Petróleos Mexicanos y del Centro de Distribución y Almacenamiento “El Tule”.

Al respecto, el secretario de Asuntos Jurídicos de la sección 22 de la CNTE, Jerónimo Martínez Ambrosio, recriminó que no se dé información de forma pública respecto a las detenciones, advirtiendo que los delitos que se les imputan a Núñez y Villalobos son prefabricados porque no hubo orden de aprehensión de por medio.

"Los líderes de la sección 22 son presos políticos, son unos rehenes del gobierno federal y de Gabino Cué para desmantelar e imponer su reforma educativa federal", reiteró.