MILENIO DIGITAL
28 de agosto de 2015 / 07:51 p.m.

Durango.- Tres menores que jugaban en el interior de su domicilio, recogieron y comieron de un pan empapado con raticida, lo que les provocó grave intoxicación que hoy les mantiene internados en el Hospital Materno Infantil bajo observación, hasta descartar cualquier tipo de peligro.

Lo anterior ocurrió en la vivienda ubicada en la colonia Revolución, del poblado Nuevo Ideal, Durango, donde se percataron sus padres y de inmediato solicitaron apoyo para trasladar a los menores a la institución médica.

Al ser cuestionados sobre los pormenores por personal de la Dirección Estatal de Investigaciones, dieron a conocer que todo fue un descuido de su parte, al dejar dicho alimento que se encontraba destinado a las ratas, del que nunca pensaron que lo encontrarían los pequeños.

Aranza Zamadi de 3 años, Dayana Briseida de 2 y Dilan de un año cinco meses, al encontrar el pan, comenzaron a comerlo y se repartieron el alimento, lo que afortunadamente fue descubierto por su madre para llevarlos de urgencia al hospital.

Personal del departamento de Protección Civil y encargados de la clínica dieron a conocer que los adultos deben extremar precaución con el cuidado de los menores, así como mantener fuera de su alcance sustancias tóxicas, que comúnmente dejan en botellas para refresco, siendo factor de alto riesgo.

Otra de las cosas que informaron fue en el sentido que el mayor número de accidentes se registra en el hogar, por lo que hay que mantenerse a la expectativa para tratar de evitarlos así como tenerlos alejados de las mascotas.