MULTIMEDIOS DIGITAL
24 de mayo de 2016 / 09:47 a.m.

Coahuila.- Los municipios de Sabinas, Nueva Rosita y Múzquiz, en Coahuila, fueron azotados anoche por una tromba que dejó daños incalculables y un verdadero caos.

Postes de energía eléctrica y cableado caídos en la mayor parte de las calles, decenas de árboles derribados, calles intransitables, viviendas dañadas e inundadas, fueron parte del paisaje en una desolada Región Carbonífera, que recordó los momentos difíciles que vivieron con el huracán Alex.

El subsecretario de Protección Civil estatal, Francisco Martínez Ávalos, informó a Telediario Matutino que no hay personas reportadas como lesionadas hasta el momento, pese a que algunos techos que fueron arrancados por la fuerza del viento.

Tromba azota Región Carbonífera de Coahuila
Los municipios de Sabinas, Nueva Rosita y Múzquiz fueron azotados anoche por una tromba que dejó daños incalculables y un verdadero caos | ESPECIAL
Tromba azota Región Carbonífera de Coahuila
Los municipios de Sabinas, Nueva Rosita y Múzquiz fueron azotados por una tromba que dejó daños incalculables | ESPECIAL | ESPECIAL

El alcalde de Nueva Rosita, César Gutiérrez, señaló en sus cuentas de redes sociales que Fuerza Coahuila, Ejército Mexicano y Comisión Federal de Electricidad, entraría en breve al rescate de la población.

Dijo que el saldo parcial en el municipio fueron daños en ventanales, techos que fueron arrancados por la fuerza del viento y algunos daños en el hospital de Nueva Rosita del Seguro Social, por lo que se desalojaron a pacientes y personal de algunas zonas.

Desde las seis de la tarde se alertó a la población la Conagua y el Servicio Meteorológico Nacional sobre una celda de tormentas con granizo y vientos de más de 50 kilómetros para la zona norte del estado, pero estos se desviaron hacia la Carbonífera, en donde causaron daños importantes alrededor de las once de la noche.