REUTERS
22 de septiembre de 2016 / 09:42 a.m.

NUEVA YORK. - México está preparado para "hablar con el diablo" si el candidato republicano Donald Trump se convierte en presidente de Estados Unidos, dijo el miércoles el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.

El funcionario, que representó al mandatario Enrique Peña Nieto, se refirió a una eventual victoria de Trump en las elecciones de noviembre en un foro patrocinado por Americas Society/Council of the Americas en Nueva York en el que también participaron los presidentes de Perú, Chile y Colombia.

"No podemos arriesgar un acuerdo bilateral tan importante", dijo Guajardo en el evento, organizado mientras Naciones Unidas realiza su Asamblea General, cuando se le preguntó sobre la posibilidad de que Trump gane las elecciones presidenciales.

"Si tenemos que hablar con el diablo para garantizar la seguridad de los mexicanos, México hablará con el diablo", agregó.

Trump, quien enfrentará en las elecciones del 8 de noviembre a la demócrata Hillary Clinton, ha enfurecido a los mexicanos al prometer que si resulta electo construirá un muro en la frontera con México, que sostiene que pagará su vecino del sur, para mantener fuera de Estados Unidos a los inmigrantes ilegales.

También ha amenazado con realizar deportaciones masivas, renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre Estados Unidos, México y Canadá, y al anunciar su candidatura el año pasado se refirió a algunos inmigrantes mexicanos como violadores y narcotraficantes.

Las palabras del funcionario se dan semanas después que Trump visitara México invitado por el Gobierno de Peña Nieto, una polémica decisión que le generó duras críticas al mandatario.

Cuando a otros líderes que participaron del evento se les preguntó sobre Trump, el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, dijo a modo de broma: "Oh, no, no estamos preocupados para nada".

Luego agregó: "Eso es lo que Trump no entiende. Los latinos han ayudado inmensamente a Estados Unidos. Han disminuido la edad promedio de su población (...) y la Seguridad Social, que se suponía que quebraría hace años, aún funciona (por la inmigración de latinoamericanos)".

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, dijo: "Yo sólo quiero dar una perspectiva general: Creo que el mundo necesita más mujeres presidentas".

Los líderes también discutieron la apertura de relaciones con Venezuela, el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por su sigla en inglés) y el papel de la Alianza del Pacífico, que incluye a Colombia, Chile, México y Perú, como un importante socio comercial de Estados Unidos.