MILENIIO DIGITAL
12 de febrero de 2017 / 05:08 p.m.

OAXACA.- El vocero de los padres de los 43 normalistas desaparecidos, Felipe de la Cruz Sandoval, aseguró que el gobierno federal se ha aprovechado de los aumentos en los precios de las gasolinas y del conflicto internacional, para montar una cortina de humo y así ocultar la verdad y borrar de la memoria de los mexicanos la exigencia de justicia por lo sucedido en Iguala en septiembre de 2014.

Activistas y profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) marcharon en Oaxaca para participar en la caravana sur "Tejiendo 43 esperanzas", proveniente de Chiapas, que busca demandar que se les castigue a los responsables de los crímenes cometidos en prejuicio de los estudiante de la normal rural de Ayotzinapa "Isidro Burgos" de Iguala, Guerrero.

La marcha, que reunió a aproximadamente mil docentes, partió de la fuente de las ocho regiones en Oaxaca para recibir a los padres de los normalistas desaparecidos, quienes llegaron el sábado por la tarde para participar en la movilización, ahí esperaran hasta el 14 de febrero para dirigirse a Puebla y posteriormente hacia otros estados.

Felipe de la Cruz Sandoval indicó que el objetivo de la movilización es denunciar que a más de dos años y cuatro meses de la desaparición de los normalistas, sigue sin existir una resolución en el caso.

"Seguimos luchando porque sabemos que el gobierno de México quiere dejar en el olvido este crimen y con el gasolinazo tapar el problema", puntualizó.

Resaltó que la impunidad reina en el caso de los estudiantes desaparecidos y aseguró que seguirán buscando a los jóvenes porque hasta ahora "no les han demostrado científicamente que estén muertos".

La caravana sur "Tejiendo 43 esperanzas" concluirá en Ixmiquilpan, Hidalgo, el 17 de febrero y posteriormente se realizará una reunión nacional el 25 y 26 de febrero en la Ciudad de México.