MULTIMEDIOS DIGITAL
27 de enero de 2017 / 11:25 a.m.

WASHINGTON. — Los presidentes Enrique Peña Nieto y Donald Trump sostuvieron una conversación telefónica durante una hora la mañana de este viernes en medio de una disputa por la construcción del muro fronterizo, tema controversial del que acordaron no hablar públicamente, por ahora.

La llamada se realizó a 24 horas de darse a conocer la cancelación de de la reunión en Washington entre ambos mandatarios que inicialmente se pactó para el 31 de enero. 

Al mediodía, Presidencia emitió un comunicado en el cual dio a conocer que Peña Nieto y Trump abordaron los temas del déficit comercial de Estados Unidos con México y los esfuerzos para detener el tráfico de drogas y el flujo ilegal de armas.

"Tuvieron una conversación constructiva y productiva en torno a la relación bilateral entre ambos países".

Respecto al tema del muro "ambos presidentes reconocieron sus claras y muy públicas diferencias de posición en este tema tan sensible, y acordaron resolver estas diferencias".

"También convinieron por ahora ya no hablar públicamente de este controversial tema".

Por su parte, el presidente de Estados Unidos consideró que la conversación fue amistosa. 

“Fue una muy buena conversación (...) Tengo gran respeto por México, amo al pueblo mexicano, trabajo con el pueblo mexicano todo el tiempo, gran relación”

“Tenemos una relación realmente buena, el presidente y yo hablamos por espacio de una hora esta mañana y vamos a estar trabajando en una relación justa y en una relación nueva (...) fue una llamada muy amistosa, creo lo oirán del presidente y del pueblo mexicano”, remató.

Muy temprano, el presidente había criticado a México, diciendo que se había aprovechado de su país, por lo que la situación de la frontera debe cambiar "ahora".

Durante su primera semana en la Casa Blanca, Trump ordenó la construcción del muro en la frontera con México y analiza imponer un arancel de 20 por ciento a las importaciones de ese país para financiar su construcción.