12 de febrero de 2014 / 05:53 p.m.

Cancún.- La procónsul de Gran Bretaña en Cancún, Graciela Peña, estimó que este año Quintana Roo recibirá más de 400 mil turistas británicos, cifra superior a la registrada el año pasado.

Apuntó que la percepción de seguridad que se tiene de la entidad en relación con otras partes del país permite tendencias positivas en la llegada de turistas británicos al Caribe mexicano.

Según dijo, en este momento la apreciación en cuanto al tema de la seguridad es positiva y por eso se mantiene el crecimiento anual en la llegada de turistas.

Además de esa situación, añadió, la apertura de nuevos vuelos de Inglaterra a Cancún se reflejará en mayores condiciones para que los habitantes de esa nación puedan visitar el Caribe mexicano.

"La conectividad aérea aumentará gracias a que se abren por lo menos otro par de vuelos, de Virgin y British Airways, que son normalmente operados por mayoristas que traen mucho turista", indicó.

En entrevista, refirió que los recientes años el arribo de paseantes ingleses se mantiene en aumento y por eso 2014 no será la excepción, por lo que se calcula que llegarán más de 400 mil visitantes.

Señaló que en 2013 cerraron con un registro aproximado de 370 mil turistas británicos y que la tendencia de llegada este año sería de un aumento de hasta 20 por ciento.

La representante consular afirmó que el aumento de vacacionistas europeos es resultado del panorama de seguridad que se promueve y aplica en el territorio quintanarroense.

Agregó que en este momento el 80 por ciento del total de turistas británicos que llegan prefiere la Riviera Maya para hospedarse y de ahí conocer la entidad e incluso la península de Yucatán.

Al igual que a la mayor parte del turismo europeo, a los ingleses les gusta el sol y la playa, pero también la cultura y las zonas arqueológicas, mencionó.

Los ingleses aprovechan que tienen dos semanas de vacaciones para recorrer muchas partes turísticas y generan una importante derrama económica, comentó.

Además, recalcó, el turismo europeo busca tranquilidad y por eso decide hospedarse en la Riviera Maya, donde predominan los esquemas de "todo incluido".

NOTIMEX