MULTIMEDIOS DIGITAL
27 de enero de 2017 / 01:17 p.m.

ESPECIAL.- "No buscaré la presidencia". La frase fue contundente y de inmediato corrió como reguero de pólvora a las redes sociales en donde desde temprano se especulaba acerca de la conferencia de prensa que el empresario Carlos Slim ofrecería en torno al tenso momento por el que atraviesa la relación entre México y Estados Unidos.

"Me parece que tiene sentido común", fue otra frase que el empresario acuñó al dirigirse a la prensa nacional e internacional, y al referirse al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con quien semanas atrás se reunió antes de que éste relevara a Barack Obama.

"Es un gran negociador (...) Trump no es Terminator, es 'Negociator", dijo y mostró el libro 'Grat Again' escrito por Trump en el que se dirige a sus votantes. 

Slim levanta el libro y menciona la página nueve, hojea, y clava la vista... lee un poco en inglés sin decoro en la pronunciación, con acento mexicano y se lanza a la traducción "yo creo que el gran problema que este país (Estados Unidos) ha tenido es ser políticamente correcto, perdimos por China, perdimos por México", lee el empresario a la prensa.

"Es claro", dice. "Yo creo que es una gente con sentido común, inteligente". 

Pone sobre la mesa su punto de vista respecto a las divisiones que ahora surgen entre Estados Unidos y México, y antes de lanzarse a una propuesta celebra la unidad nacional y respalda al gobierno mexicano en las negociaciones.

"La mejor barda son inversiones, actividad económica y oportunidades de empleo", dice y subraya "debemos volcarnos de manera sustancial al desarrollo de la economía interna".

Y frente al tema de migración, el magnate urge a la necesidad de atender el tema de los connacionales en Estados Unidos.

"Nuestra prioridad es ayudar a nuestros compatriotas allá para que puedan hacer sus trámites", explica.

Horas antes, Presidencia de México emitió un comunicado confirmando que Enrique Peña Nieto sostuvo una llamada de una hora con su homólogo Donald Trump, y en donde acordaron no hablar publicamente del tema.

Temprano, Trump ofreció una rueda de prensa junto a la primer ministro de Reino Unido Theresa May, en donde respondió a la prensa internacional acerca de su conversación con Peña, la cual calificó como "excelente y amistosa".

Un día antes, ambos mandatarios se volcaron a una guerra de Tweets acerca de la visita que hasta entonces tenían prevista para el martes 31 de enero.

A este punto, Slim apuntó "no van a poder negociar por Twitter", y celebró que ambos jefes de Estado sostuvieran la conversación telefónica.

"Se tienen que reunir", opina Slim.

"Tenemos que cambiar todos y adaptarnos o transformarnos a esta nueva civilización", dijo el empresario.