MILENIO DIGITAL
24 de octubre de 2017 / 04:36 p.m.

COAHUILA.- El Tribunal Electoral de Coahuila determinó por mayoría que no existen elementos suficientes para declarar la anulación de la elección de gobernador, por lo que validó el triunfo de Miguel Riquelme.

El presidente del Tribunal Electoral local, Valeriano Valdés Cabello, reconoció que sí existieron irregularidades, sin embargo dijo que no fueron suficientes para declarar la nulidad, ya que no modifican el resultado.

El órgano electoral local determinó anular los cómputos de 67 casillas que representa el 1.84 por ciento del total de las 3 mil 600 casillas que se instalaron en la pasada elección.

Resolvió asuntos relacionados con violaciones a la cadena de custodia de los paquetes electorales, el desarrollo de las sesiones de cómputo municipal y distrital, así como la falta de fundamentación en la apertura de paquetes electorales.

Además se trataron puntos como la instalación de casillas en lugares distintos a los establecidos por la airosidad electoral, la entrega de paquetes electorales a comités fuera de lo establecido en la ley y la suplantación de funcionarios de casilla; es decir rechazaron 40 impugnaciones presentadas por la Alianza Ciudadana por Coahuila.

Con ello se modificaron los resultados del conteo de la elección, de tal manera que de 482 mil votos de la Coalición Por un Coahuila Seguro, encabezada por el PRI, se redujo a 473 mil 806 votos, en tanto que de los 452 mil votos que obtuvo la Coalición Alianza Ciudadana Por Coahuila, encabezada por el PAN, se redujo a 445 mil 46 votos.

“Algunos de los agravios fueron parcialmente fundados, pero insuficientes para alcanzar la pretensión final de anular la votación y consecuentemente la elección”, añadió el titular.


dat