16 de septiembre de 2014 / 12:26 p.m.

El Mante.- Luego de las lluvias que dejó el frente frío número 2 que causaron daños en 10 colonias y comunidades de El Mante, el gobierno municipal a través de la Dirección de Protección Civil y otras instancias, inició la evaluación de daños.

El alcalde Pablo González León, dijo que al igual que hace dos semanas las lluvias de Dolly causaron afectaciones, esta vez las precipitaciones del frente frío número dos que causaron el desbordamiento del río Comandante y otros, volvieron a causar estragos en parte de la población, por lo que se procedió primero a auxiliar a las familias y ahora sí, a verificar cuáles fueron las afectaciones.

Señaló que producto de las lluvias, se tuvieron carreteras cerradas por algunos momentos, 10 colonias y ejidos con encharcamientos e inundaciones y al menos treinta personas albergadas, a las cuales se les brindó el auxilio la noche del pasado domingo.

Dijo que ahora, empezará una nueva fase de evaluación pues no se quiere ni minimizar ni maximizar los daños que dejaron las lluvias, pero si se tiene que entregar un informe detallado y veraz de los hechos al gobierno estatal y federal para poder conseguir apoyo para las familias afectadas, pues el agua si entró en los hogares y pudo causar algún daño al patrimonio de al menos 300 personas.

"La dirección de desarrollo social, Protección Civil y Desarrollo Urbano van a ir a revisar, tenemos noticias de que en algunos sitios el agua invadió las viviendas entre 40 y 90 centímetros pero rápidamente escurrió, solo hubo necesidad de evacuar a familias de una sola comunidad que recibieron todo el apoyo y que están en un lugar seguro y se les dio alimentación y resguardo".

Agregó que el Consejo Municipal de Protección Civil sigue en sesión permanente en espera de cualquier fenómeno climatológico que se pudiera presentar y con la finalidad de poner en operación todos los recursos necesarios para salvaguardar la integridad y el patrimonio de las familias.

"No vamos a minimizar ni maximizar los daños, vamos a ser muy responsables e ir a cada una de las viviendas de las 10 colonias que estimamos que resultaron afectadas y haremos lo conducente que es reportarlo ante las autoridades estatales y federales y con ello esperamos seguir apoyando a las familias".

Destacó que el Río Comandante que fue el que se desbordó y filtró el agua a algunas viviendas ya está bajo control y con un nivel que va en visible descenso, al igual que arroyos, canales y drenes que también afectaron algunas viviendas, pero aun así, destacó que seguirá el monitoreo permanente ante cualquier escurrimiento o lluvias que se puedan volver a presentar.

"De ninguna forma vamos a confiarnos, es nuestro deber permanecer atentos a lo que suceda y continuar atendiendo a las familias que resultaron con afectaciones aunque creemos que no hay daños severos y que no se compara con lo que sucedió el año pasado donde más de mil 200 familias resultaron afectadas.

FOTO: Sergio RamireZ

SERGIO RAMÍREZ / MILENIO DIGITAL