IGNACIO ALZAGA | MILENIO DIGITAL
12 de julio de 2015 / 02:26 a.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, líder del cártel de Sinaloa, se fugó por segunda vez de un penal federal de máxima seguridad, confirmó la Comisión Nacional de Seguridad (CNS).

Fuerzas militares y federales realizaron un despliegue sin precedente por aire, tierra y mar en un intento por localizar al capo, quien fue visto por última vez alrededor de las 20:52 de la noche.

El narcotraficante había sido recapturado el 22 de febrero por el gobierno de Enrique Peña Nieto, después de su primer escape del Centro Federal de Readaptación Social de Puente Grande, Jalisco, en la administración de Vicente Fox, lo que fue considerado por el entonces mandatario como el “primer gol” de la delincuencia organizada en su gestión.

A las 0:56 horas de este domingo, la CNS informó:

“A las 20:52 horas del día de hoy (sábado), en el Sistema Permanente de Video vigilancia del Penal Federal del Altiplano I, se observó que Joaquín Guzmán Loera se aproximó al área de la regadera dentro de la estancia 20 del pasillo 2, donde habitualmente, además de su aseo personal, lavan sus enseres.

“Al prolongarse la no visibilidad del interno, se ingresó a la celda, la cual se encontraba vacía, por lo que de inmediato se emitió la alerta correspondiente por la probable evasión del mencionado recluso.

“Así se inició el protocolo correspondiente, con lo que se confirmó la fuga de Guzmán Loera”.

La Comisión Nacional de Seguridad señaló que se desplegó un operativo de localización en la zona y en las carreteras de los estados circunvecinos.

Además de que se suspendieron las operaciones aéreas en el aeropuerto de Toluca.

“Conforme avancen las investigaciones del caso se seguirá informando”, agregó el organismo de la Secretaría de Gobernación.

Guzmán Loera fue detenido en Guatemala en 1993 y encarcelado en México; el 19 de enero 2001 huyó del penal federal de Puente Grande, al que irónicamente se le denominó “Puerta Grande”, supuestamente escondido en un carro de lavandería.

La recaptura la logró la administración de Enrique Peña Nieto el 22 de febrero de 2014, en Mazatlán, Sinaloa.